Hillary Clinton trabaja con hispanos en campaña

La precandidata demócrata a la presidencia de EU ha colocado a hispanos en puestos clave de su campaña. Clinton ha prometido luchar por una reforma migratoria y ya ha empezado a buscar el voto latino.
La precandidata demócrata Hillary Clinton trabaja con hispanos.
La precandidata demócrata Hillary Clinton trabaja con hispanos. (Reuters)

Nueva York

Hillary Clinton, la aspirante a la candidatura demócrata para la presidencia de Estados Unidos, ha empezado a luchar temprano por el voto latino: ya ha colocado al menos a ocho hispanos en puestos clave de su campaña.

Uno de los cargos más destacados es el de directora de política nacional que ocupa la estadunidense de origen mexicano Amanda Rentería. Betsaida Alcántara, una dominicana, ha sido nombrada nueva directora de planeación de medios. La dreamer peruana Lorella Praeli es la directora de relaciones con la comunidad hispana y Xochitl Hinojosa, de origen mexicano, es directora de prensa hispana, afroamericana, la orientada a la mujer y otras.

Por otro lado, Clinton ha nombrado a Emmy Ruiz como directora de campaña en Nevada y Paola Ramos, la hija del periodista Jorge Ramos, trabajará en el departamento de comunicaciones. Los hispanos Jorge Neri, en Nevada, y Matt Ortega, que forma parte de la estrategia digital, también son del equipo.

"Contratar a un personal diverso y talentoso que refleja la diversidad de nuestro país ha sido y continuará siendo una prioridad para la campaña", dijo Hinojosa en una declaración enviada a The Associated Press por correo electrónico. "Hemos contratado a latinos para todos los aspectos de la campaña, desde la recaudación de fondos a nuestra operación política a la adopción de varios papeles en estados donde el voto se disputa temprano".

Rentería, la hispana con el mayor cargo, tiene experiencia en la esfera política de Washington porque trabajó en el pasado para dos senadoras californianas y se presentó ella misma como candidata a congresista de ese estado en 2014.

La contratación de Praeli fue noticia ya que la dreamer se convirtió en una destacada activista a favor de los derechos de los inmigrantes después de haber vivido ilegalmente en Estados Unidos por más de una década.

Clinton ha prometido luchar por una reforma migratoria y se ha declarado en contra de la deportación de dreamers, los jóvenes que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños.

Recientemente la candidata prometió defender los derechos de las familias hispanas en un discurso en Las Vegas que fue criticado por el Comité Nacional Republicano. A través de un video en español, el partido calificó a Clinton de "hipócrita" y destacó declaraciones suyas del año pasado en las que sostenía que los niños centroamericanos que habían llegado a la frontera solos debían ser deportados si no tenían un caso sólido de solicitud de asilo.

Jeb Bush, aspirante a la nominación republicana para la presidencia, también ha puesto a algunos hispanos en cargos de su campaña.

José Mallea, que se encarga de relaciones con la comunidad hispana y Emily Benavides, quien es portavoz de Bush con los medios hispanos, son dos de ellos. Por otro lado, el equipo también cuenta con Danny Díaz, manager de campaña; Quentin Cantú, director de investigación; Raúl Henríquez, asesor y Pablo Díaz, director estatal de la Florida.

Por su parte, el también aspirante republicano Marco Rubio cuenta en su equipo con Alex Burgos, un hispano que a menudo se encarga de hablar con medios latinos.