Republicanos se burlan del posible 'destape' de Hillary

Arropados por la convención de la poderosa Asociación Nacional del Rifle, aspirantes a la Casa Blanca critican a la ex secretaria de Estado.
Quien fuera primera dama, busca la candidatura demócrata en 2016.
Quien fuera primera dama, busca la candidatura demócrata en 2016. (Pablo Martínez/AP)

Nashville

La posibilidad de una campaña presidencial de Hillary Rodham Clinton cayó ayer como un regalo del cielo en la convención anual de la NRA, organización que defiende los derechos de compra y tenencia de armas.

Una sucesión de potenciales rivales presidenciales republicanos generó críticas y burlas sobre la futura candidata demócrata. Wayne LaPierre, el líder de la NRA que suele hablar en forma muy directa, predijo la ruina del país en caso de una victoria de Clinton.

"Hillary Rodham Clinton traerá consigo una permanente oscuridad de mentira y desesperación impuesta para que el pueblo estadunidense la padezca", comentó LaPierre. El vicepresidente ejecutivo y director general de la NRA prometió que el poderoso grupo de presión "se mantendrá hombro a hombro" para impedir que ella se convierta en la próxima mandataria.

Clinton, de acuerdo al Washington Post y al The Guardian, planea anunciar mañana su candidatura para la nominación demócrata.

"¿Es esta la reunión para prepararnos para Hillary?", bromeó el senador Ted Cruz, de Texas. Gran parte del público que llenó la sala de cuatro mil lugares respondió: "¡No!"

Jeb Bush, ex gobernador de Florida, condenó la "visión liberal y progresista del mundo de Barack Obama y Hillary Clinton y de todos aquellos que desean quitar las armas de fuego de manos de los tipos buenos".

El gobernador de Wisconsin, Scott Walker, mencionó a Clinton al criticar al presidente.

"Gente como Hillary Clinton parece creer que ustedes miden el éxito del gobierno en cuanto a la cantidad de personas que dependen del gobierno", dijo. "Yo creo que nosotros medimos el éxito justo por lo opuesto: en torno a cuántas personas ya no dependen del gobierno".

Y el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, generó risas al decir que espera que el eslogan de la campaña de Clinton no sea "cuatro años más".

Burlándose del comentario hecho por Hillary hace años de que "una vasta conspiración del ala derecha" estaba causándole problemas a su esposo, el ex presidente Bill Clinton, Jindal la llamó "líder de la vasta conspiración del ala izquierda".

Rick Perry, ex gobernador de Texas, no mencionó por nombre a la ex secretaria de Estado pero criticó a "nuestra fallida política exterior".

Entre los otros posibles candidatos republicanos para la contienda presidencial de 2016 que hablaron durante la convención estuvieron el senador Marco Rubio de Florida, el senador Lindsey Graham de Carolina del Sur, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee y el neurocirujano Ben Carson.