Presidenta demócrata es abucheada por partidarios

Con rechiflas y gritos de "¡vergüenza!", delegados reprochan a la presidenta del partido, Debbie Wasserman Schultz, favorecer a Clinton frente a Sandres durante las primarias.
Debbie Wasserman Schultz, anunció el domingo que renunciará a su cargo al finalizar la convención partidaria que inicia este lunes.
Debbie Wasserman Schultz, dijo el domingo que renunciará a su cargo al finalizar la convención partidaria que inicia este lunes. (EFe)

Filadelfia

Varios delegados que asisten a la Convención Nacional Demócrata interrumpieron, con abucheos y gritos de "¡vergüenza!", a la saliente presidenta del partido, en momentos en que esa organización política intenta recuperarse de un escándalo de correos electrónicos filtrados, justo en el primero de cuatro días de un encuentro que se supone debía mostrar unidad detrás de su virtual candidata presidencial, Hillary Clinton.

Horas antes de que Debbie Wasserman Schultz inaugurara la convención, la también congresista por Florida fue recibida en un desayuno con los delegados de ese estado por activistas estridentes que la acusaron de favorecer a Clinton sobre su derrotado rival Bernie Sanders.

Los activistas abuchearon y agitaron pancartas que decían "Gracias por la 'ayuda' Debbie" o simplemente "E-mail ". Los partidarios de la funcionaria los exhortaron a que se calmaran, mientras Wasserman Schultz pedía la palabra. "¡Tenemos que asegurarnos de que nos moveremos juntos de una manera unida!", afirmó.

Sin embargo, el partido enfrenta una irritación latente de los partidarios de Sanders y el nuevo escándalo político originado en el propio partido por los correos filtrados.

Wasserman Schultz anunció el domingo que renunciará como presidenta del Partido Demócrata cuando concluya la convención.

El anuncio se produjo unos pocos días después de la publicación de 19 mil correos electrónicos obtenidos de forma fraudulenta, y que según Sanders, senador por Vermont, demuestran su creencia de que el partido a nivel nacional favoreció a Clinton durante las primarias.

La abrupta salida de Wasserman Schultz fue sin duda un esfuerzo de evitar que el encuentro demócrata degenere hasta los enfrentamientos internos que mancharon la Convención Nacional Republicana la semana pasada.

El FBI emitió un comunicado informando que está investigando la filtración.