Hillary vence a Sanders en internas de Carolina del Sur

Más de 70% del electorado demócrata apoya a la ex primera dama a 72 horas del "supermartes", donde once estados votarán, en dos de los cuales el rival de partido de Clinton tiene ventaja.
“A partir de mañana la campaña se vuelve nacional”, declaró Clinton ante sus seguidores en Columbia.
“A partir de mañana la campaña se vuelve nacional”, declaró Clinton ante sus seguidores en Columbia. (Randall Hill/Reuters)

Columbia

Hillary Clinton obtuvo una amplia victoria anoche frente a Bernie Sanders en las primarias demócratas en Carolina del Sur, que apalanca su campaña en la carrera hacia las presidenciales de noviembre, antes de la jornada clave del supermartes.

Con 99 por ciento de los sufragios contabilizados, Clinton recibió 73.5% de los votos contra 26% para Sanders, lo que le daba a la ex senadora su tercera victoria en cuatro jornadas de primarias demócratas. Solo perdió en Nuevo Hampshire frente al senador de Vermont, de 74 años.

“A Carolina del Sur, a los voluntarios en el corazón de nuestra campaña, a los partidarios que lo hicieron posible: gracias”, escribió Clinton en Twitter. En una fiesta de victoria en Columbia, partidarios ovacionaron estridentemente cuando la contienda fue calificada a favor de Hillary.

“A partir de mañana la campaña se vuelve nacional”, anunció Clinton en un discurso ante seguidores en Columbia, capital de Carolina del Sur. “Vamos a salir a conseguir cada voto, en cada estado”, señaló.

Clinton aprovechó sus palabras para lanzar una crítica a Donald Trump, líder en las primarias republicanas, al señalar que “pese a lo que han escuchado, no hace falta trabajar para que Estados Unidos vuelva a ser un gran país, Estados Unidos nunca ha dejado de serlo”, dijo al hacer referencia al slogan de campaña del magnate.

Sin mencionarle, Clinton criticó al multimillonario. Y se mostró como la única capaz de pararle los pies al magnate.

“En vez de construir muros, debemos derribar barreras”, dijo la ex secretaria de Estado. Trump ha prometido que si es elegido presidente el próximo martes 8 de noviembre, construirá un muro a lo largo de toda la frontera con México y deportará a los once millones de inmigrantes indocumentados que viven en EU.

Sanders felicitó rápidamente a Clinton, pero advirtió en un comunicado: “Esta campaña está comenzando. Obtuvimos una victoria decisiva en Nuevo Hampshire. Ella logró una victoria decisiva en Carolina del Sur. Ahora es el turno del supermartes”.

El electorado negro, que representa más de la mitad de los votantes de las primarias en Carolina del Sur, sin duda fue clave en el triunfo de Clinton, que cuenta con su apoyo mayoritario: ocho de cada 10 votaron por ella.

La ex secretaria de Estado obtuvo además el voto de las mujeres y el de los votantes de 30 años o más, según encuestas realizadas en los lugares de votación.

Sanders, anticipando una derrota, abandonó Carolina del Sur incluso antes de que terminara la votación y giró su atención a algunos de los estados ricos en delegados donde se votará el martes próximo. Atrajo 10 mil personas a un mitin en Austin, un bastión liberal en el conservador Texas, el premio gordo del 1 de marzo.

“Si todos ustedes salen a votar y traen a sus amigos y sus vecinos y sus compañeros de trabajo, nosotros vamos a ganar aquí en Texas”, dijo a la multitud reunida en una pista de Fórmula Uno.

Solo 3% de los delegados para la convención de investidura demócrata de julio en Filadelfia, de cara a las presidenciales, se adjudicó anoche.

Pero once estados votarán el 1 de marzo en el supermartes, que definirá 18% de los delegados demócratas en juego y 24% de los delegados republicanos.

Sanders domina en Massachusetts y Vermont, pero varios estados del sur también votarán con una composición demográfica similar a la de Carolina del Sur, como Alabama, Georgia y Arkansas, donde el ex presidente Bill Clinton, esposo de Hillary, fue gobernador hasta 1992.