Hillary Clinton quería armar a rebeldes en Siria

La ex secretaria de Estado cuenta en sus memorias, que publicará próximamente, que su intención de facilitar armamento a los opositores a Asad al inicio del conflicto se encontró con la oposición ...
Hillary Clinton, ex secretaria de Estado de Estados Unidos
Hillary Clinton, ex secretaria de Estado de Estados Unidos (AFP)

Washington

Hillary Clinton estaba a favor de armar a los rebeldes en Siria en los comienzos del conflicto, pero el presidente estadunidense Barack Obama se opuso, cuenta la exsecretaria de Estado en las memorias que publicará próximamente, de las que CBS News obtuvo una copia.

"Los problemas retorcidos raramente tienen una respuesta correcta. De hecho, parte de lo que los hace retorcidos es que cada opción parece peor que la anterior. Y es así como Siria apareció", escribió Clinton sobre el conflicto que en poco más de tres años dejó más de 162 mil muertos en el libro Hard Choices, que saldrá a la venta el martes en Estados Unidos.

Cuando comenzó la guerra, ella estaba convencida de que armar y formar a los rebeldes era la mejor solución para combatir a las fuerzas de Bashar al Asad.

"Los riesgos de la acción y de la inacción eran ambos elevados, (pero) la inclinación del presidente fue mantener el curso de las cosas y no dar el significativo paso adelante de armar a los rebeldes", dijo Clinton. "A nadie le gusta perder un debate, yo incluida. Pero esta era la decisión del presidente y yo respeté sus deliberaciones y su decisión", agregó en las memorias que recogen los principales sucesos durante su gestión al frente de la diplomacia estadunidense, que abandonó en 2013.

El episodio ilustra un quiebre clave entre Clinton, posible precandidata demócrata para las presidenciales de 2016 que en 2008 perdió las primarias contra Obama, y un presidente cuya popularidad ha caído.

Por otra parte, en sus memorias Clinton cuenta que trabajó para recuperar al soldado estadunidense Bowe Bergdahl, liberado por los talibanes el sábado a cambio de cinco afganos que permanecían detenidos en la cárcel de Guantánamo, en un hecho que desencadenó una tormenta política en Washington.

"En cada discusión acerca de los prisioneros, demandábamos la liberación del sargento de la Armada Bowe Bergdahl, que había sido capturado en 2009. No iba a haber ningún acuerdo sobre prisioneros sin la vuelta a casa del sargento", escribió Clinton. "Yo admití, como hice muchas veces antes, que abrir la puerta a las negociaciones con los talibanes sería difícil de tragar para muchos estadunidenses luego de tantos años de guerra", agregó.

Clinton sostiene también que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, es "susceptible y autocrático". "Se ofende ante las críticas y finalmente toma medidas enérgicas ante el disenso y el debate", afirma en su autobiografía. La reacción de Occidente frente a su política de anexión tiene éxito, señaló. "Si Putin se contiene no es porque perdió su apetito de más poder, territorio e influencia", señaló Clinton. La fuerza de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contribuye a ponerle límites, explica la política en el libro.

El miércoles, Putin criticó a Clinton en una entrevista. "Si las personas traspasan fronteras, no lo hacen porque son fuertes, sino porque son débiles. Pero tal vez la debilidad no es la peor característica de una mujer", dijo en reacción a una declaración de Hillary Clinton en la que comparó a Putin con Adolf Hitler por su papel en la crisis en Ucrania.

En la autobiografía es destacada la relación personal de Clinton con Obama. Él le ganó en 2008 la candidatura presidencial del partido Demócrata en una apasionante campaña preelectoral. Asimismo se disculpó por haber votado en 2002 a favor de la operación militar en Irak cuando era senadora, informó hoy la emisora de televisión CBS.

"Yo no fui la única que cometí un error. Pero cometí un error. Claramente", dice Clinton en su autobiografía, que saldrá a la venta el 10 de junio, según CBS. "Pensé que había actuado de buena fe y que había tomado la mejor decisión". Estados Unidos comenzó la controvertida misión militar en Irak en marzo de 2003.

La emisora dijo que dio por casualidad con un ejemplar del libro, en el que Clinton relata ante todo sus cuatro años como secretaria de Estado bajo la presidencia de Barack Obama y su visión actual de los acontecimientos en el mundo. La política, de 66 años, es considerada una posible candidata para las elecciones presidenciales de 2016. Su esposo Bill Clinton fue jefe de Estado entre 1993 y 2001.