Hillary Clinton llama a Obama tras criticarlo por su política exterior

La ex secretaria de Estado llamó al presidente de EU para asegurarle que sus recientes críticas sobre temas de política exterior no son un ataque a su liderazgo personal.
Hillary Clinton (i) y Barack Obama se varán mañana en Martha's Vineyard, donde el presidente de EU pasa sus vacaciones de verano
Hillary Clinton (i) y Barack Obama se varán mañana en Martha's Vineyard, donde el presidente de EU pasa sus vacaciones de verano (AFP)

Washington

La ex secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, llamó hoy al presidente Barack Obama para asegurarle que sus recientes comentarios distanciándose de la Casa Blanca en temas como Siria no son un ataque a su liderazgo o a sus políticas.

La ex jefa de la diplomacia estadunidense llamó hoy a Obama "para asegurarse de que sabe que nada de lo que dijo (en una entrevista con la revista The Atlantic) es un intento de atacarlo a él, o a sus políticas o su liderazgo", dijo el portavoz de Clinton, Nick Merrill, en declaraciones a los medios.

Clinton se distanció este fin de semana de Obama en una entrevista con The Atlantic en la que aseguró que el no haber ofrecido más ayuda a los rebeldes sirios, como ella sugirió en su día, contribuyó al auge de los yihadistas del Estado Islámico (EI), que asedian ahora a las minorías del norte de Irak.

El "fracaso" a la hora de ofrecer un apoyo temprano a los rebeldes que originaron las protestas contra el régimen del presidente sirio Bashar al Assad "dejó un gran vacío que han llenado los yihadistas", afirmó la ex responsable de la diplomacia estadunidense. Clinton fue un paso más allá al indicar, en referencia a un discurso pronunciado por Obama en mayo en la academia militar Westpoint, que "los grandes países necesitan principios organizativos y no hacer cosas estúpidas" no es uno de ellos.

Durante su discurso en Westpoint, Obama articuló una filosofía contraria a la participación en operaciones peligrosas fuera del país, en un mensaje cauto en el que insistió en la necesidad de "no hacer cosas estúpidas".

Los comentarios de Clinton, quien mostró también un firme respaldo a Israel en su lucha contra Hamás, llegaron justo después del inicio de los bombardeos contra objetivos del EI en Irak por parte de EU, en lo que sus asesores definieron como una desafortunada coincidencia, ya que la entrevista se había pactado con antelación.

Está previsto que Clinton y Obama se vean mañana en una fiesta en la casa del asesor demócrata Vernon Jordan, en la isla de Martha's Vineyard (Massachusetts), donde pasa sus vacaciones el presidente con su familia. El portavoz de la ex secretaria de Estado dijo hoy en un comunicado que Clinton ha celebrado reiteradamente "los logros significativos" de la presidencia de Obama, de la que está orgullosa de haber formado parte.

"Aunque tuvieron diferencias en algunos asuntos" como el desafío planteado por Siria, Clinton ha explicado esas diferencias en su libro autobiográfico y en muchas ocasiones desde entonces, afirmó Merrill. "Algunos han elegido ahora magnificar esas diferencias, pero eso no eclipsa el amplio acuerdo de ambos en la mayoría de temas", subrayó el portavoz, quien insistió en que Clinton espera limar asperezas y dar un abrazo a Obama en la fiesta de mañana.