Francia confirma muerte de rehén secuestrado en Argelia

El presidente François Hollande afirmó que los ataques aéreos franceses en Irak contra el Estado Islámico "continuarán el tiempo que sea necesario", pese a la muerte de Hervé Gourdel.

Nueva York, EU

El presidente de Francia, François Hollande, confirmó hoy la muerte del francés Hervé Gourdel, secuestrado el pasado domingo en Argelia por un grupo vinculado con el yihadista Estado Islámico (EI).

Gourdel "fue asesinado vil y cruelmente", señaló el presidente de Francia ante un grupo de periodistas franceses en Nueva York, donde asiste a la Asamblea General de Naciones Unidas.

En declaraciones en Nueva York poco antes de su intervención en la Asamblea General de la ONU, Hollande afirmó que los ataques aéreos franceses en Irak contra el EI "continuarán el tiempo que sea necesario", descartando que la muerte del rehén lo haga cambiar de parecer.

Poco antes de la difusión del vídeo, el primer ministro francés Manuel Valls dijo que "la seguridad nacional está en juego" y dijo que Francia seguiría sus bombardeos en Irak pero no en Siria.

El gurpo Yund al Jilafa se dio a conocer a finales de agosto con un comunicado en el que anunciaba haber dejado Al Qaida por su "desviación" y juró fidelidad a EI, al que está dispuesto a "obedecer", según el texto.

Según la prensa argelina, uno de los secuestradores del turista francés sería Abdelmalek Gouri, un exconsejero militar de Abdelmalek Drukdel, jefe de Al Qaida en el Magreb Islámico (Aqmi).

Gouri, conocido como Jaled Abu Selman, tiene 37 años y formaba parte del comando de Aqmi que en 2007 cometió atentados suicidas contra el palacio del gobierno y un edificio de la ONU.

Este hombre también sería el responsable del ataque que costó la vida a 11 personas el pasado mes de abril en Ibudraren, en la misma zona donde se llevó a cabo el secuestro.

Hervé Gourdel era un guía de alta montaña del parque nacional de Mercantour, cerca de Niza (sureste de Francia), aficionado a la fotografía y que organizaba excursiones desde hacía 20 años en la cordillera africana del Atlas, entre otros lugares.