Irrevocable, calificación de Hermanos Musulmanes como terroristas

Tras el derrocamiento del ex presidente Mohamed Mursi se dio un tiempo a los Hermanos Musulmanes para que se tranquilizaran, pero su actitud es la misma, reiteró el gobierno egipcio.
Miembros del consejo de los Hermanos Musulmanes tras una reunión en El Cairo el 30 de abril del 2011
Miembros del consejo de los Hermanos Musulmanes. (EFE)

Argel

El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Nabil Fahmi, afirmó hoy en Argel que la decisión de las autoridades de su país de considerar al grupo Hermanos Musulmanes como una organización terrorista es "irrevocable".

En una rueda de prensa celebrada junto a su homólogo argelino, Ramtan Lamamra, el jefe de la diplomacia egipcia explicó que dicho paso se tomó "en conformidad con las leyes de la República".

"Es una decisión egipcia y no habrá vuelta atrás. Ha sido tomada después de un periodo de paciencia en el que se esperó a ver si los espíritus se calmaban y las actitudes se rectificaban", dijo Fahmi, que realiza su primera visita oficial a Argelia tras el golpe militar que el pasado 3 de julio destituyó al presidente islamista Mohamed Mursi, miembro de los Hermanos Musulmanes.

El ministro egipcio agregó que los Hermanos Musulmanes no son la única corriente islamista en Egipto e indicó que si las otras formaciones de la misma ideología presentes en el país respetan la ley "no habrá ningún problema".

Estas declaraciones se producen dos días después de que el Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio convocara al embajador de Catar en El Cairo en respuesta a un comunicado en el que las autoridades cataríes criticaron la definición de los Hermanos Musulmanes como organización terrorista.

"La decisión de incluir los movimientos políticos populares como organizaciones terroristas y considerar las manifestaciones como un acto de terrorismo no frenará las protestas pacíficas y no es más que una excusa para seguir disparando a la gente", había denunciado Catar.

Sobre este asunto, Fahmi declaró hoy que "ninguna injerencia en los asuntos internos de Egipto quedará sin consecuencias".

Durante su visita, que comenzó ayer, Fahmi fue recibido por el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, y por el primer ministro, Abdelmalek Selal.

Preguntado sobre si Argelia apoya al Ejecutivo egipcio surgido tras el golpe militar, el ministro de Exteriores argelino evitó tomar una posición concisa y se limitó a subrayar que "Argelia trata con los Estados y no con los Gobiernos o los regímenes".

Lamamra tampoco quiso valorar la inclusión de los Hermanos Musulmanes en la lista de grupos terroristas y se conformó con asegurar que se trata de "una decisión interna, y Argelia no interfiere en los asuntos de otros países".