Explosión es "horrible", pero "Chile es un país seguro": Bachelet

Las diez personas heridas en la explosión en un centro comercial cercano al metro, donde pasan 150 mil personas al día, sufrieron lesiones de diversa consideración pero no corren peligro.
Policías y bomberos chilenos atienden la emergencia generada por la explosión hoy en Santiago
Policías y bomberos chilenos atienden la emergencia generada por la explosión hoy en Santiago (EFE)

Santiago

Las diez personas que resultaron heridas por la explosión de un artefacto en un local de comida rápida en un centro comercial de Santiago de Chile sufren lesiones de diversa consideración como contusiones, fracturas y amputaciones, aunque todas se encuentran fuera de riesgo vital, según informaron fuentes médicas.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, aseguró hoy que la explosión en un local comercial de una estación del metro de Santiago que dejó diez heridos es "horrible", pero insistió en que "Chile es un país seguro". "Lo que ha sucedido hoy es horrible, tremendamente condenable, pero Chile es y seguirá siendo un país seguro", afirmó la mandataria en un llamado a la calma tras visitar a tres de los heridas en una clínica de la capital.

La Policía y las autoridades chilenas han identificado hasta el momento a siete de los heridos, cuatro mujeres y tres hombres, incluido un ciudadano de nacionalidad venezolana, aunque anteriormente se había señalado que era argentino. El caso más grave es el de una mujer de unos 61 años que sufrió la amputación de varios dedos de la mano y varias fracturas en las extremidades.

La mujer, que al parecer trabajaba en el servicio de limpieza del centro comercial, fue ingresada en la Clínica Las Condes, donde será operada, indicó el doctor Max Ekdahl. En ese mismo hospital está ingresada otra mujer de 67 años que presentó una fractura abierta en una pierna y que también será intervenida quirúrgicamente, además de un tercer herido de menos gravedad.

El único extranjero herido por la explosión es un ciudadano venezolano de 36 años que sufrió una fractura expuesta en la pierna izquierda. El doctor Horacio Díaz, jefe de urgencias del hospital Salvador, dijo a los periodistas que el herido está "estable y consciente" y que será operado para limpiar la herida.

Un joven de 24 años sufrió una fractura en la cadera y fue trasladado a la Clínica Alemana, el mismo recinto al que llevaron a una mujer de 22 años con un "trauma acústico", según informaron fuentes de ese recinto médico. La explosión se produjo a las 14:00 hora local (17:00 GMT) en un local de comida rápida situado en un pequeño centro comercial aledaño a la estación del metro Escuela Militar, en el barrio santiaguino de Las Condes.

La Fiscalía chilena confirmó hoy que el artefacto que estalló en el centro comercial estaba dentro de una papelera, en un lugar por el que pasan diariamente 150 mil personas. La bomba se encontraba dentro de un basurero metálico ubicado en una de las salidas de la zona comercial, "en un pasillo por donde circula mucha gente, de ahí la gravedad de este hecho", declaró el fiscal encargado del caso, Francisco Bravo.

Según fuentes del ferrocarril metropolitano, por esa galería circulan diariamente unas 150 mil personas. En lo que va de año, Santiago ha sido escenario de la explosión de una treintena de artefactos que estallaron en las proximidades de comisarías, edificios públicos y sucursales bancarias. En algunos casos los autores pretendían robar cajeros automáticos, pero en otros se trató de acciones que las autoridades atribuyen a grupúsculos antisistema.

Hasta ahora las explosiones habían ocurrido en lugares que debido a la hora o la ubicación se encontraban sin gente. Sin embargo, la explosión de este lunes ocurrió en un pequeño centro comercial subterráneo cerca de la estación del metro Escuela Militar, en el sector oriental de Santiago, la zona más acomodada de la ciudad.

"Estamos revisando todos los datos, todas las evidencias, tenemos muchas horas por delante para revisar las cámaras de seguridad, porque hay varias en este lugar", detalló el fiscal. La explosión causó lesiones de diversa consideración como contusiones, fracturas y amputaciones a diez personas de entre 30 y 65 años. Ninguno de los heridos está en riesgo vital.

Carabineros tiene identificado a un automóvil Chevrolet en el cual habrían huido dos individuos, quienes presuntamente colocaron el artefacto explosivo. El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, aseguró que las autoridades adoptarán todas las medidas preventivas para garantizar la seguridad de los ciudadanos y anunció la constitución de un comité policial de emergencia.La Policía ha desplegado un intenso operativo para capturar a los sospechosos de haber cometido el atentado.

El ministro chileno del Interior, Rodrigo Peñailillo, criticó hoy a la oposición, que después del atentado traten de saquen provecho político de lo acontecido. Según el senador Alberto Espina, del Partido de Renovación Nacional (RN), "este es un hecho de extrema gravedad que demuestra que en Chile están operando grupos terroristas; se hace necesario que el Gobierno asuma que a este tipo de hechos no se le puede bajar el perfil, que hasta ahora cada vez que estos hechos ocurrían se señalaba que eran aislados".

"Es inaceptable que a minutos de una situación tan dolorosa para estas personas y para el país en su conjunto, ya tengamos a actores políticos con la calculadora haciendo declaraciones absolutamente indebidas", dijo Peñailillo en declaraciones a los periodistas.

El jefe de gabinete de la presidenta Michelle Bachelet aseguró que "no contribuyen en nada (esas declaraciones) en un momento en el que el país tiene que trabajar en su conjunto para encontrar a estas personas y que estén en el lugar que les corresponde, que es en la cárcel, ese es el trabajo que está haciendo el Ministerio Público y por supuesto el Gobierno a través del Ministerio del Interior".

"Yo creo que el que haya personas (políticos) que minutos después de un atentado como éste que saquen provecho político es algo que tiene que ser rechazado por todo el país", enfatizó. El senador Espina criticó que "muchas veces" se dejaron libres a personas que eran responsables de actos de esta gravedad, "pero hoy día se requiere de una política de Estado", sostuvo.

"Todo el país está detrás del objetivo de lograr articular a esta banda terrorista por una situación que cobra lesionados graves a personas inocentes y que hace que el Estado actúe con todo el peso y rigor de la ley", añadió Espina. Por su parte, el presidente de RN, Cristián Monckeberg, aseguró: "¿Cuánto tendremos que esperar para tener un país tranquilo? Claramente esto se podría haber evitado, hay un patrón que se está repitiendo".