Hamas "pagará" por la muerte de los tres jóvenes: Netanyahu

El primer ministro israelí advirtió de una fuerte represalia al grupo islamista, al que acusó del asesinato "a sangre fría" de Eyal Yifrach, de 19 años, de Naftali Frankel y Gilad Shaer, ambos de ...
Israelíes se reunieron ante la casa de Eyal Yifrach, uno de los tres jóvenes asesinados, en El'Ad
Israelíes se reunieron ante la casa de Eyal Yifrach, uno de los tres jóvenes asesinados, en El'Ad (AFP)

Jerusalén

Los tres jóvenes israelíes secuestrados el 12 de junio fueron hallados hoy muertos en Cisjordania, asesinados "a sangre fría", según el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu, que advirtió que "hará pagar" por ello al Hamas islamista. El movimiento palestino le respondió al gobernante que una ofensiva o guerra "le abrirá las puertas del infierno".

Los cadáveres de Eyal Yifrach, de 19 años, de Naftali Frankel y Gilad Shaer, ambos de 16 años, estudiantes en escuelas religiosas de las colonias judías, fueron hallados en los alrededores de la localidad de Halhul, cerca de la carretera donde fueron vistos por última vez.

"Hacia las 17:00 horas (14:00 hora GMT) el ejército israelí descubrió los tres cuerpos en nuestra zona de búsquedas en el noroeste del distrito de Hebrón", declaró un portavoz militar, el teniente coronel Peter Lerner. "Fueron secuestrados y asesinados a sangre fría por animales con forma de humanos", declaró Netanyahu.

"Hamas es responsable y Hamas pagará", afirmó. Por su parte, el movimiento islamista replicó que una eventual ofensiva militar israelí abriría "las puertas del infierno". "Si los ocupantes se lanzan a una escalada o una guerra, abrirán sobre sí mismos las puertas del infierno", declaró un portavoz de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri, quien puso en duda la "versión israelí" del secuestro.

La versión sobre "la desaparición y asesinato de los tres israelíes está basada sólo en las versiones de Israel", declaró Abu Zuhriy, quien afirmó que "los ocupantes están tratando de utilizar esta historia para justificar su amplia guerra contra nuestro pueblo, contra la resistencia y contra Hamas".

El presidente Mahmud Abas convocó a una reunión urgente de la dirección palestina tras el descubrimiento de los cadáveres de los tres jóvenes israelíes secuestrados en Cisjordania, anunció su portavoz Nabil Abu Rudeina. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó hoy el asesinato "insensato" de los tres adolescentes israelíes.

"Estados Unidos condena en los términos más fuertes posibles este acto de terrorismo insensato cometido contra jóvenes inocentes", declaró el presidente en un comunicado. El mandatario expresó sus más "profundas y sentidas condolencias" a las familias de Eyal Yifrach, Gilad Shaar, y Naftali Fraenkel. Este último tenía la doble ciudadanía: israelí e estadunidense.

Obama dijo que como padre no puede imaginar "el indescriptible dolor que están sintiendo los padres de estos adolescentes". El papa Francisco, que estaba en Tierra Santa a fines de mayo, condenó firmemente la muerte de los tres jóvenes israelíes, calificándola de "crimen inaceptable y execrable", en un comunicado del Vaticano difundido esta noche.

"La noticia del asesinato de los tres jóvenes israelíes es terrible y dramática. El asesinato de personas inocentes es siempre un crimen inaceptable y execrable", declaró el papa. "Es un grave obstáculo en el camino de la paz, por la cual debemos seguir implicándonos y orar (...) La violencia llama a más violencia y alimenta el círculo mortal del odio", dijo el sumo pontífice.

Poco después de difundirse la noticia del hallazgo de los cuerpos, Francia condenó el "cobarde asesinato" y Gran Bretaña lo calificó de "imperdonable acto terrorista". El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu había convocado horas antes una reunión urgente del gabinete de seguridad de Israel para tratar el caso de los tres jóvenes, había informado la prensa.

Israel había conminado a Hamas a que detenga los disparos de proyectiles desde Gaza, en un contexto de tensión tras el secuestro de los tres jóvenes israelíes. Al menos catorce cohetes y obuses fueron disparados esta mañana contra el sur de Israel desde la Franja de Gaza, sin que se registraran víctimas, anunció el ejército israelí. Los proyectiles sólo dañaron levemente dos viviendas, agregó la fuente.

"Si estos disparos continúan, hay dos posibilidades: o los detiene Hamas, que es la autoridad responsable en la zona, o los detendremos nosotros", declaró Netanyahu, en declaraciones difundidas por la radio militar. "Le recomiendo enérgicamente a Hamas que tome en cuenta el hecho de que no permitiremos que estos disparos continúen o se extiendan", afirmó ante su consejo de ministros.

Sin embargo, según los comentaristas, los actuales jefes militares israelíes se oponen a una operación terrestre de gran envergadura en Gaza, la cual podría dejar víctimas en filas del ejército y dar lugar a críticas en el plano internacional.