Hallan rastros de fugados a 50 km de prisión de Nueva York

Las pruebas de ADN confirmaron que "elementos específicos" de Richard Matt y David Sweat, estaban en una cabaña en un bosque a unos 50 km de la prisión de Dannemora, de la que se fugaron hace 16 días.
Un agente policial observa en una carretera mientras la búsqueda de los dos fugados continúa en Owls Head, en el estado de Nueva York
Un agente policial observa en una carretera mientras la búsqueda de los dos fugados continúa en Owls Head, en el estado de Nueva York (AP)

Nueva York

Rastros recientes de los dos asesinos evadidos hace 16 días de una cárcel del estado de Nueva York, confirmados por su ADN, fueron encontrados en una cabaña en un bosque a unos 50 km de la prisión, anunciaron el lunes las autoridades.

"Encontramos elementos específicos en esa cabaña, los enviamos a los laboratorios apropiados y los identificamos de manera concluyente", declaró durante una conferencia de prensa el jefe de Policía del estado de Nueva York, Charles Guess, quien precisó que los exámenes conducían a los ADN de los fugitivos.

"Es una pista confirmada para nosotros", agregó, y precisó que no quería entrar en los detalles para no poner la investigación en peligro. El propietario de una cabaña cercana a la aldea de Mountain View, unos 50 km al oeste de la prisión de la que se fugaron los reos, descubrió el sábado que habían ingresado por la fuerza a su cabaña, según el diario local Press-Republican.

Un frasco de manteca de maní y agua fueron encontrados en el lugar, así como botas, calcetines con manchas de sangre y objetos de higiene personal. Un hombre salió corriendo cuando el propietario llegó a la cabaña. La búsqueda se concentró hoy, pues, en esa región boscosa de difícil acceso.

Segundo empleado interrogado

Guess también informó que un segundo empleado de la prisión de Dannemora, pequeña ciudad a 35 km de la frontera canadiense, había sido interrogado y luego apartado del cargo en el marco de la investigación sobre la espectacular fuga de Richard Matt, 49 años, y David Sweat, 35 años, en la noche del 5 al 6 de junio.

Ambos, condenados por asesinato, se evadieron de la prisión de Clinton tras haber perforado los muros de su celda con la ayuda de una sierra, recorrer un laberinto de túneles y canalizaciones hasta salir por una boca de alcantarilla fuera de la prisión.