Hallan decenas de inmigrantes muertos en un camión en Austria

El macabro hallazgo coincidió con la cumbre en Viena de Angela Merkel, que calificó el hecho de "advertencia para Europa", con los dirigentes de los países balcánicos, que reclaman un "plan de ...
Oficiales forenses permanecen junto al camión donde fueron hallados los cadáveres, en la autopista cerca de Neusiedl am See
Oficiales forenses permanecen junto al camión donde fueron hallados los cadáveres, en la autopista cerca de Neusiedl am See (AFP)

Viena

La policía austriaca encontró hoy los cuerpos de decenas de inmigrantes en un camión, una tragedia que la canciller alemana Angela Merkel calificó de "advertencia" para Europa, presionada para que resuelva la creciente crisis migratoria.

El director de la policía del estado, Hans Peter Doskozil, habló de "al menos 20, 40 y hasta 50 muertos". En una conferencia de prensa celebrada en Eisenstadt volvió a repetirse la misma cifra. El camión fue hallado en la mañana de hoy, pero es probable que los refugiados ya estuvieran muertos desde el miércoles, dijo un portavoz de la policía.

La policía y la fiscalía general austriaca han puesto en marcha una operación especial, dirigida por un gabinete de crisis, en busca de los responsables. Un portavoz del Ministerio del Interior en Viena señaló que se trata de "un camión lleno de cadáveres", cuyo número y causa de la muerte no podrá precisarse hasta que no terminen las labores forenses.

El camión fue remolcado a un ex instituto de medicina veterinaria que cuenta con la refrigeración necesaria para conservar los cadáveres, que ya han comenzado a descomponerse. Allí, los investigadores y forenses los analizarán e intentarán identificarlos, afirmó Doskozil. El jefe policial supone que los traficantes que ingresaron a los refugiados en forma ilegal ya huyeron del país.

Aunque aún no se ha determinado la causa del deceso de los refugiados, muchos medios austriacos especulaban hoy con la probabilidad de una muerte por asfixia.

La Fiscalía austriaca contactó con las autoridades penales húngaras, ya que el camión tenía matrícula húngara. "Haremos todo lo que esté en nuestras manos para descubrir al conductor y quienes están detrás y esclarecer el crimen", aseguró el fiscal responsable del caso, Johann Fuchs.

Según las primeras informaciones de la policía, el camión podría haber sido abandonado el miércoles al borde de la autopista cerca de la localidad de Parndorf, distrito de Neusiedl am See. El camión llamó la atención de los trabajadores del servicio de peaje en autopistas Asfinag, que llamaron a la policía. El conductor había desparecido.

El macabro hallazgo fue anunciado en momentos en que Merkel participaba en Viena en una cumbre con los dirigentes de los países de los Balcanes, que exigieron un "plan de acción" de la UE para contener esta ola migratoria que los afecta directamente.

De acuerdo a la policía, el vehículo, que contenía entre 20 y 50 cuerpos, fue encontrado abandonado en un área de descanso de una autopista del estado de Burgenland (este), cerca de Hungría, también desbordada por la llegada masiva de migrantes.

"Hoy es un día sombrío (...) esta tragedia nos afecta a todos", declaró la ministra del Interior de Austria, Johanna Mikl-Leitner. "Todo indica que las víctimas eran inmigrantes y que se trató de un operativo de tráfico de personas", declaró Janos Lazar, portavoz del primer ministro húngaro Viktor Orban.

La policía húngara participará en la investigación, según anunció Budapest, ya que el vehículo tenía una placa de ese país. El chofer del camión era rumano. Europa se enfrenta a su mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. Desde principios de 2015 ha recibido una cifra récord de migrantes procedentes de zonas de conflicto en África, Asia y Oriente Medio.

Conmoción

"Estamos todos conmocionados por esta terrible noticia", declaró la canciller alemana tras enterarse de la noticia. Esto "es una advertencia para que nos pongamos a trabajar, para resolver el problema y demostrar solidaridad", añadió.

Merkel reconoció que los países de los Balcanes se enfrentan a "enormes desafíos", al acoger a decenas de miles de migrantes que están de tránsito hacia países de la Unión Europea. "Nuestra responsabilidad es ayudar a estos países", sostuvo.

Macedonia y Serbia, las dos naciones por las que transita el mayor número de migrantes hacia Europa occidental, pidieron en Viena una "respuesta europea" a la crisis. "Nos enfrentamos (...) a una verdadera migración de pueblos, y Serbia y Macedonia son los países de tránsito" dijo el ministro serbio de Relaciones Exteriores Ivica Dacic.

Su homólogo macedonio, Nikola Poposki, dijo que su país acoge cada día a tres mil inmigrantes procedentes de Grecia y que ha llegado el momento de actuar. Hungría, miembro de la UE y del espacio Schengen --con libre circulación en el interior de sus fronteras-- se ha convertido en el mayor punto de entrada de los migrantes que llegan por tierra. Este país no participó sin embargo en la cumbre de Viena.

Los migrantes continuaban afluyendo en masa a Hungría desde la frontera serbia, y un nuevo récord fue establecido el miércoles con la llegada de 3,241 personas, informó hoy la policía. Entre estos refugiados, en su mayoría originarios de Siria, Afganistán y Pakistán, figuran 700 niños. Desde inicios de año, Hungría recibió un flujo de migrantes sin precedentes con más de 140 mil llegadas, es decir, más del doble del total de 2014.

Originalmente esta cumbre de Viena estaba destinada a tratar el tema de la ampliación de la UE pero ahora estará centrada en lo que sus organizadores denominan el "desafío migrante".

Antes de la conferencia, el ministro austríaco de Exteriores, Sebastian Kurz advirtió que su país --que "tiene mas migrantes que Italia y Grecia juntos"- consideraría aplicar medidas antimigración, que incluirían "controles fronterizos más estrechos", si la UE no aporta una respuesta unificada al problema.

De momento, las respuestas europeas ante la crisis son dispares: Hungría construye una valla de 175 km para contener a los migrantes procedentes de Serbia, mientras el viceprimer ministro de la República Checa, Andrej Babis, apela al "cierre" de la frontera exterior de Schengen para "defender" esta zona europea con la ayuda de la OTAN.

Por su parte, Alemania, que se prepara para recibir 800 mil solicitudes de asilo este año, flexibilizó este proceso para los sirios que huyen de la guerra civil en su país. Una actitud que el presidente Barack Obama saludó en llamada telefónica el miércoles a Merkel.

Actos criminales: CE

La Comisión Europea (CE) tildó hoy de "actos criminales" las últimas muertes de inmigrantes y refugiados en Europa, en particular el hallazgo de medio centenar de personas que murieron asfixiadas en la bodega de un barco y el de las decenas de refugiados muertos en el camión frigorífico en Austria.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans, y el comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, se mostraron "conmocionados" y denunciaron en un comunicado que "se trata de actos delictivos siniestros, llevados a cabo por traficantes sin ningún tipo de escrúpulos".

Timmermans y Avramopoulos advirtieron, además, de que "la crisis migratoria no está en un lugar lejano, sino que sucede justo delante de nosotros". Por ello, subrayaron que lo ocurrido es una crisis europea que "requiere una respuesta europea colectiva".

Recordaron, en ese contexto, que la CE puso hace unos meses sobre la mesa una respuesta, que incluye entre otras medidas el incremento de la vigilancia marítima y la cooperación con los países de origen y de tránsito de los inmigrantes.

La Comisión indicó que, aunque algunas de sus medidas propuestas han encontrado apoyo, otras "necesitan el respaldo urgente de los Estados miembros, incluido el de aquellos que hasta ahora han sido reacios". "Ahora es el momento de las acciones conjuntas y de la solidaridad con todos los Estados miembros y con nuestros países socios en la región", indicaron.

Asimismo, adelantaron que el próximo lunes tienen previsto visitar algunas de las zonas más afectadas por la crisis migratoria, entre ellas Calais (Francia), mientras que el 7 de septiembre viajarán a Austria.

El pasado fin de semana se encontraron los cuerpos sin vida de cerca de 50 inmigrantes que murieron asfixiados en la bodega de un barco de pesca frente a las costas de Libia.

Los inmigrantes hallados en Austria, cuyas nacionalidades aún se desconocen, aparecieron en el compartimento de carga de un camión abandonado en la autopista austríaca A4 en el Estado federado de Burgenland, fronterizo con Hungría.