Hallan en Argentina restos del dinosaurio más grande del mundo

El descubrimiento se considera insólito para la ciencia, incapaz, hasta ahora, de reconstruir en forma completa a este coloso.
Encontraron los huesos completos de la cola, las patas, el torso y parte del cuello.
Encontraron los huesos completos de la cola, las patas, el torso y parte del cuello. (EFE)

Buenos Aires

Un trabajador rural descubrió en Argentina los restos de un dinosaurio que pesó casi 100 toneladas, lo que lo sitúa como el espécimen más grande del mundo que se ha encontrado hasta ahora; también fueron hallados los fósiles de seis ejemplares, lo que marca un hito en la paleontología, informó José Luis Carballido, uno de los ocho científicos de la investigación, quien aseguró que podrían recuperarse muchos fósiles más en la zona.

El hallazgo del ejemplar en la Patagonia y de otros seis saurópodos confirmaría, según Carballido, que en esta región de Sudamérica habitaron los dinosaurios más grandes de la Tierra.

“La cantidad de restos encontrados, que corresponden al menos a siete ejemplares, hace que sea el descubrimiento más completo de este tipo de dinosaurios a escala mundial, un hallazgo trascendental para la ciencia”, dijo Carballido, paleontólogo del Museo Egidio Feruglio de Trelew, capital de Chubut.

El hallazgo del dinosaurio se produjo en una estancia privada a 260  kilómetros al oeste de Trelew, cuando un trabajador rural divisó lo que sería el fémur más grande hallado en el mundo, de 2.40 metros de largo. El hueso pertenecía a un saurópodo, un gigante herbívoro que vivió hace unos 100 millones de años, en el Cretácico Superior.

El hallazgo se considera insólito para la ciencia, incapaz, hasta ahora, de reconstruir por completo al coloso que pesaba 14 veces lo que un elefante africano y era tan alto como un edificio de siete pisos.

El descubrimiento se produjo un día después de que se anunciara el hallazgo de los restos del primer dinosaurio diplodócido en América del Sur, también en la Patagonia.

“Es algo extraordinario en todo sentido, porque, hasta ahora, lo que se conocía a escala mundial de saurópodos eran descubrimientos fragmentarios”, dijo el científico.

Carballido precisó que tienen “10 vértebras del torso, 40 de la cola, parte del cuello y patas completas”, lo que les permitirá “reconstruir completamente el animal”.

Es solo el inicio

“Solo hemos recuperado lo que calculamos corresponde a 20 por ciento del yacimiento”, dijo Carballido.

Otra particularidad del caso es la cantidad de ejemplares hallada en el mismo lugar donde hace millones de años la estepa de la Patagonia estaba cubierta de frondosos árboles de más de 15 metros de altura, capaces de alimentar a estos animales que, se calcula, pesaban unos 100 kilos al nacer y podían aumentar media tonelada por mes de vida; en su fase de mayor crecimiento hasta lograban alcanzar los 80 mil kilos.

“Los dinosaurios más grandes conocidos habitaron en el sur de Argentina, en Chubut, Neuquén y Santa Cruz; no teníamos evidencia de por qué esta zona era propicia para el gigantismo; ahora podremos desentrañar la historia evolutiva”.

Además de los restos óseos, se hallaron fósiles de troncos e improntas de hojas, “con lo que podremos reconstruir completamente el ecosistema”, dijo el científico. “Vamos a poder hacer una reconstrucción muy precisa y responder muchas interrogantes”, insistió.

Los investigadores cuentan incluso con inserciones musculares, lo que por primera vez permitirá reconstruir la forma de los músculos y calcular la
energía que necesitaban para moverse, “testear en qué parte de la evolución se encontraban y qué tipo de alimentación requerían”, aseguró Carballido.

En el lugar se hallaron además unos 60 dientes, 57 de ellos correspondientes a dinosaurios carnívoros Tyranotitan, los terópodos más grandes que habitaron la Tierra, que se supone eran carroñeros.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]