“Haiyan” llega a Vietnam

Al menos 13 personas han muerto y otras 67 han resultado heridas en el norte del país en varios accidentes mientras se preparaban ante la llegada del tifón, según el Comité Nacional de Búsqueda y ...
Tifón Haiyan toca tierra en Filipinas
Archivo (Reuters)

Ho Chi Minh, Vietnam

Al menos 13 personas han muerto y otras 67 han resultado heridas en el norte del país en varios accidentes mientras se preparaban ante la llegada del tifón, según el Comité Nacional de Búsqueda y Rescate.

 El tifón Haiyan llegó hoy, tras su devastador paso por Filipinas, al norte de Vietnam, aunque ya debilitado pero con vientos de más de 100 kilómetros por hora, lo que ha causado al menos 13 muertes entre quienes trabajaban para atajar las consecuencias.

Según el Centro Vietnamita de Predicción Meteorológica, Haiyan tocó tierra a las 5 de la madrugada hora local en la provincia de Quang Ninh, al norte del país, arrastrando vientos de 88 kilómetros por hora y rachas de hasta 117 kilómetros por hora.

Al menos 13 personas han muerto y otras 67 han resultado heridas en el norte del país en varios accidentes mientras se preparaban ante la llegada del tifón, según el Comité Nacional de Búsqueda y Rescate.

La mayoría de las víctimas mortales se produjeron al caerse de árboles o los tejados de los hogares mientras reparaban los techos y aseguraban el tendido eléctrico ante la llegada del fenómeno meteorológico.

Las autoridades han identificado a cuatro víctimas fallecidas en Quang Nam, dos en Thua Thien-Hue, otras dos en Quang Nai, una en Ha Tinh, otra en Quang Binh. Se desconoce la procedencia de los otros tres fallecidos.

Aunque mitigado tras su aterrador paso por Filipinas, el Haiyan ha seguido dejando un rastro de destrucción en las provincias septentrionales del país indochino.

Uno de los lugares más afectados ha sido la bahía de Halong, uno de los emblemas turísticos del país, cuyos habitantes han sufrido inundaciones de hasta medio metro de altura.

"Por suerte ya estábamos preparados y no han salido los barcos con los turistas", explicó a Efe desde Hanoi el español Amedeo Ferrajolí, propietario de una agencia de viajes que organiza excursiones por el renombrado paraje.

Vin, recepcionista de un hotel en la ciudad de Halong, relató que "desde anoche cayó lluvia con fuerza y el viento era muy violento".

"Ningún barco salió porque estaba prohibido y era peligroso. Pero la tormenta ya se ha alejado y hoy no llueve. Creemos que mañana o el miércoles podremos retomar la actividad normal", agregó la joven vietnamita.

En la cercana Haiphong, la tercera ciudad más poblada del país y uno de sus motores económicos debido a la actividad de su puerto industrial, los fuertes vientos arrancaron varios árboles y se llevaron por delante los tejados de cientos de viviendas, según el rotativo "Tuoi Tre".

En la vecina provincia de Quang Ninh, fronteriza con China, el vendaval derribó la torre de transmisiones televisivas de una ciudad y causó destrozos en cientos de viviendas.

Muchas de las embarcaciones atracadas en los puertos de la región fueron volcadas y hundidas por el fuerte viento.

El temporal también ha afectado de forma tangencial a la capital, Hanoi, donde algunas zonas están inundadas debido a las lluvias caídas desde anoche.

El Gobierno vietnamita había ordenado desde el sábado la evacuación de más de 600.000 personas en varias provincias centrales y movilizó a 450.000 soldados, pero en las últimas horas el temporal se fue desviando hacia el norte y dejó poco margen de actuación en las zonas más septentrionales.

"A las 4 de la mañana sentimos un viento muy fuerte, pero esperábamos algo peor. En los últimos días veíamos a vietnamitas colocando troncos a la entrada de sus casas y sacos de arena en las ventanas y los tejados para protegerse del temporal pero finalmente se desvió", indicó Carolina Merlo, una joven argentina residente en Danang, una ciudad costera del centro que no resultó tan afectada como se esperaba en un primer momento.

"Nosotros nos habíamos mudado a un hotel porque vivimos cerca del mar y vimos a muchos lugareños haciendo lo mismo y comprando grandes cantidades de alimentos por si acaso", señaló la joven.

El Centro Nacional de Previsiones Meteorológicas prevé que el Haiyan abandone Vietnam por la tarde y se adentre en las provincias del sur de China debilitado como tormenta tropical.

El Haiyan llegó a Vietnam tras arrasar varias regiones de Filipinas, en especial la isla de Leyte, donde las autoridades estiman que el tifón ha causado al menos 10.000 muertos y ha dejado tras de sí un rastro de destrucción total.