Guatemala prepara censo de empleados públicos para eliminar plazas fantasmas

En el marco de la lucha contra la corrupción impulsada por el presidente Morales en las próximas semanas se revisarán miles de puestos para detectar personas con más de un contrato en la ...
Un indígena guatemalteco, durante  una marcha para reclamar la dimisión del ex presidente Otto Pérez, hoy detenido por corrupción
Un indígena guatemalteco, durante una marcha para reclamar la dimisión del ex presidente Otto Pérez, hoy detenido por corrupción (AFP)

Ciudad de Guatemala

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, quien asumió el pasado 14 de enero, impulsa la realización de un censo nacional de empleados del poder ejecutivo para eliminar plazas fantasmas y otras situaciones de corrupción, anunció hoy una fuente oficial.

Luis Velásquez, coordinador del proyecto presidencial, dijo a periodistas que en las próximas semanas comenzará la revisión de miles de puestos con la intención de suprimir plazas fantasmas y detectar personas con más de un contrato en la administración pública.

El funcionario indicó que otro objetivo del censo, cuyos resultados se presentarán en septiembre, es verificar actos de nepotismo en las dependencias del gobierno. "Este será un legado en aras de la transparencia del presidente Jimmy Morales", agregó Velásquez.

Morales, un ex comediante de televisión, fue electo presidente para los próximos cuatro años por una población hastiada de los escándalos de corrupción protagonizados por políticos tradicionales.

El último de estos escándalos puso término con tres meses de anticipación al gobierno del ex presidente Otto Pérez, que al igual que la vicepresidenta Roxana Baldetti, se vio obligado a renunciar.

Ambos se encuentran en prisión mientras un juez decide si deben enfrentar juicio bajo cargos de liderar una red que cometió un fraude millonario en el sistema nacional de aduanas.

De acuerdo con el encargado del censo, también se pretende optimizar el gasto debido a que Guatemala destina un 92.5% de los casi nueve mil millones de dólares de presupuesto a gastos de funcionamiento, la mayoría correspondiente a sueldos.