Guatemala declara estado de calamidad en área golpeada por sismo

Los departamentos donde regirá la medida de emergencia prevista durante 30 días son San Marcos, Huehuetenango, Quetzaltenango, Totonicapán, Sololá (oeste), Retalhuleu y Suchitepéquez (suroeste).
Un hombre ayuda a una mujer a cruzar una calle cerrada temporalmente tras el sismo en San Pedro Sacatepéquez en el departamento de San Marcos
Un hombre ayuda a una mujer a cruzar una calle cerrada temporalmente tras el sismo en San Pedro Sacatepéquez en el departamento de San Marcos (AFP)

San Pedro Sacatepéquez

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, declaró hoy estado de calamidad en siete departamentos afectados por un fuerte sismo en la zona fronteriza con México, que dejó un muerto y miles de afectados en el país. "Por los resultados (de los daños) que hemos escuchado, declaramos un estado de calamidad pública", dijo Pérez en rueda de prensa luego de visitar el municipio de San Pedro Sacatepéquez (oeste), uno de los más dañados por el violento temblor.

Pérez explicó que "se dieron las instrucciones" para emitir el acuerdo gubernamental para declarar esa medida de emergencia prevista por 30 días, destinada a facilitar la atención a las personas afectadas por el movimiento sísmico del lunes. Los departamentos donde regirá la medida son San Marcos, Huehuetenango, Quetzaltenango, Totonicapán, Sololá (oeste), Retalhuleu y Suchitepéquez (suroeste).

La visita de Pérez al poblado de San Pedro Sacatepéquez, a unos 260 km al oeste de Ciudad de Guatemala, encontró momentos de tensión debido a los reclamos de vecinos que pedían amplificar por altoparlantes las declaraciones que el presidente brindó a los medios.

La cantidad de guatemaltecos afectados o damnificados por el sismo de 6.9 grados aumentó a 25,434, mientras la única víctima mortal es un bebé de un día de nacido a quien le cayó un bloque de techo en el hospital de San Marcos, según fuentes oficiales.

El número de heridos también se elevó de 81 a 113, mientras que las viviendas dañadas ascienden a 523, de las cuales 220 tienen problemas severos, por lo que se evaluará su demolición.