Guatemala protesta ante OEA por diferendo territorial con Belice

El canciller guatemalteco, Fernando Carrera, envió una nota a José Miguel Insulza, secretario general del organismo continental, por las declaraciones de su par beliceño ante la ONU respecto a las ...
El ministro de Exteriores de Belice, Wilfred Erlington, durante su intervención el pasado lunes en Nueva York
El ministro de Exteriores de Belice, Wilfred Erlington, durante su intervención el pasado lunes en Nueva York (EFE)

Guatemala

Guatemala presentó una queja ante el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, por declaraciones del canciller de Belice ante la ONU respecto a un centenario diferendo territorial entre ambos países.

El canciller guatemalteco, Fernando Carrera, envió una nota a Insulza en la que refuta declaraciones de su homólogo beliceño, Wilfred Erlington, en el marco de la 68 Asamblea General de las Naciones Unidas.

El documento fue remitido a Insulza "en su rol de facilitador del proceso que siguen Guatemala y Belice para someter el diferendo territorial, insular y marítimo a la Corte Internacional de Justicia", detalla la nota.

Según la carta, el canciller Erlington expresó que Guatemala suspendió unilateralmente una consulta popular que se iba a realizar simultáneamente en ambos países el próximo 6 de octubre para decidir si el diferendo se somete al arbitraje de la CIJ. Además, aseguró Carrera, Erlington acusó a campesinos guatemaltecos de provocar a soldados beliceños y de dañar el medio ambiente en la zona administrada por Belice.

El canciller guatemalteco lamentó que Erlington no informó que dicha suspensión se debió a que Belice hizo reformas al plan de referendum y estableció una participación mínima del 60% del padrón electoral para que sus resultados tengan validez. "Guatemala considera estas declaraciones como totalmente provocadoras para romper el proceso que se ha iniciado", afirmó Carrera.

El diferendo territorial lleva más de 150 años pues, aunque Guatemala reconoció la independencia de Belice en 1991, le sigue reclamando a su vecino 12,272 km2, el 50% del territorio de la ex colonia británica, lo que incluye varias islas y cayos.