Grupos en Australia rechazan manifestaciones contra el Islam

Entre 500 a 800 personas se reunieron en el distrito central de negocios de Sydney, en la que fue una de las mayores manifestaciones que se celebraron en varias capitales de los estados y los ...

Melbourne

Una serie de manifestaciones contra el Islam se han celebrado en toda Australia, mientras otros grupos civiles protestaron de inmediato ante esas demostraciones por considerarlas racistas.

Entre 500 a 800 personas se reunieron en Martin Place, el distrito central de negocios de Sydney, en la que fue una de las mayores manifestaciones que se celebraron en varias capitales de los estados y los centros regionales.

La protesta fue cerca del pasado incidente mortal donde un pistolero solitario inspirado por el grupo Estado Islámico tomó rehenes a varios clientes y personal de un café en diciembre pasado con un saldo de dos personas, y el hombre armado muertos.

Un orador, que se hacía llamar "el gran patriota australiano", se dirigió al público en Sydney, diciendo:

"Fuera del mundo a 1.5 mil millones de musulmanes que viven en este planeta, sólo el 15-20 por ciento de ellos son extremistas, pero el 15-20 por ciento es alrededor de 300 millones de extremistas que se dedican a la caída de la civilización occidental".

"Eventos como este incitan al racismo y a la violencia contra los musulmanes", sostuvo Clare Fester, quien organizó la contra-protesta en Sydney.

"Sus ataques contra el Islam implica que cualquier persona que es musulmán es violento, apoya el terrorismo y está contra la mujer. Esto sólo marca los estereotipos racistas clásicos", añadió.

En Melbourne, de acuerdo con el Herald Sun, 100 policías mantuvieron a raya ambos bandos, a pesar de la enorme tensión que existía en el lugar.

Sin embargo, las tensiones entre las dos manifestaciones provocaron varios enfrentamientos con la policía, que había formado una barrera entre los grupos, mientras los paramédicos trataron a decenas de personas por lesiones leves.

"Reclaim Australia", el grupo que organizó la protesta, señaló en su página web, que quiere prohibir la enseñanza del Islam en las escuelas públicas y prohibir "el burka o cualquier variante de la misma".

"Esta manifestación pacífica ... se utiliza para mostrar al pueblo de Australia que hemos tenido suficiente de las minorías que no encajan y están tratando de cambiar nuestra identidad cultural".

El grupo también dice que quiere mantener a los "valores tradicionales" de Australia y "introducir el orgullo de la bandera de Australia y el himno de todos los niveles de escolaridad".

Los eventos de "Reclaim Australia" atrajeron a cientos de partidarios, pero también provocaron contra manifestaciones de otros grupos que criticaron a la organización como racista y pidieron una mayor tolerancia.