Grupo opositor cifra en 114 los presos políticos en Cuba

El número revelado por la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) representa un aumento en relación con los 102 presos políticos reportados por el mismo ...
El presidente de Cuba, Raul Castro, durante una entrevista hoy con el primer ministro de St Kitts y Nevis, Denzil Douglas, en La Habana
El presidente de Cuba, Raul Castro, durante una entrevista hoy con el primer ministro de St Kitts y Nevis, Denzil Douglas, en La Habana (AFP)

La Habana

Un total de 114 personas están presas en Cuba por motivos políticos, según cifras difundidas hoy por la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN). El número representa un aumento en relación con los 102 presos políticos reportados en noviembre de 2013 por la ilegal pero tolerada CCDHRN, el principal grupo dedicado a la recopilación de datos sobre derechos humanos dentro de la isla.

En la lista figuran también doce de los 75 opositores detenidos en la llamada "primavera negra" de 2003, en libertad condicional con una "licencia extrapenal" que les impide por ejemplo viajar al exterior. El grupo liderado por el disidente Elizardo Sánchez señaló también que se trata de una "lista parcial" debido a que la agrupación no tiene acceso a datos oficiales.

Entre los 114 presos recogidos en el informe, "al menos 80 son disidentes pacíficos", agregó la CCDHRN, que acusó a las autoridades del gobierno cubano de "hostigar" a los opositores. Sólo ocho de los presos fueron condenados por intentar acciones armadas entre 1991 y 2001 con apoyo del exilio radical cubano asentado en Estados Unidos, según el informe.

El grupo opositor cifró también entre los 60 mil y los 70 mil el número total de la población carcelaria en la isla, correspondiente a entre el 0.6 y el 0.7 por ciento de los alrededor de once millones de cubanos. En 2012 las autoridades cifraron en poco más de 57 mil el número de presos en la isla. El gobierno cubano no reconoce la existencia de presos políticos en la isla y acusa a los disidentes de ser "mercenarios" financiados desde el extranjero para desestabilizar el país.