Gross agradece a Obama por su liberación

El contratista estadunidense dijo que esperaba que Estados Unidos y Cuba puedan superar sus políticas mutuamente beligerantes y agregó que dos errores nunca hacen un acierto
Alan Gross acompañado de su esposa Judy durante una conferencia de prensa en Washington.
Alan Gross acompañado de su esposa Judy durante una conferencia de prensa en Washington. (Reuters)

Washington, EU

El estadounidense Alan Gross dijo que en los cinco años que pasó preso en Cuba aprendió una lección: que la libertad no es gratuita

Gross habló en Washington a su llegada desde Cuba. El gobierno de la isla lo liberó como parte de un acuerdo para restablecer relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

"Gracias al presidente Obama por todo lo que ha hecho hoy", dijo Gross, en una rueda de prensa acompañado de su esposa, Judy, a la que agradeció sus inagotables esfuerzos para su liberación durante los cinco años que estuvo preso en Cuba.

Gross dijo que esperaba que Estados Unidos y Cuba puedan superar sus políticas mutuamente beligerantes. Agregó que dos errores nunca hacen un acierto.

También señaló que a pesar de lo vivido, tiene el mayor respeto y cariño por el pueblo cubano. Dijo que ellos no son responsables de su odisea, y señaló que la mayoría de los cubanos son increíblemente amables, generosos y talentosos.

Gross dijo que saber que no fue olvidado en Estados Unidos fue crucial para su supervivencia.

El contratista fue detenido en 2009 cuando trabajaba en un programa para facilitar acceso a internet a la comunidad judía en el país caribeño.