Sindicatos piden a la UE no más austeridad para Grecia

La secretaría de la Confederación Europea de Sindicatos, Bernardette Segol, dijo que la UE evitó la catástrofe del "Grexit" pero a un precio muy alto.
Los líderes de la eurozona sortearon el abismo de la salida de Grecia del euro y de que ello arrastrara al resto de la eurozona a un terreno desconocido con un acuerdo unánime, alcanzado tras unas maratonianas y difíciles negociaciones, en las que se han impuesto a Atenas condiciones draconianas.
Los líderes de la eurozona sortearon el abismo de la salida de Grecia del euro y de que ello arrastrara al resto de la eurozona a un terreno desconocido con un acuerdo unánime, alcanzado tras unas maratonianas y difíciles negociaciones, en las que se han impuesto a Atenas condiciones draconianas. (EFE)

Bruselas

Los sindicatos pidieron hoy a la Unión Europea (UE) que no exija más austeridad a Grecia tras el acuerdo alcanzado hoy para iniciar las negociaciones de un tercer rescate del país, mientras que la patronal confió en que todas las partes apoyen el compromiso, informaron en sendos comunicados.

La secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Bernadette Ségol, dijo que la UE "ha evitado la catástrofe del Grexit, pero a un precio increíblemente alto y duro para el pueblo griego".

Para los sindicatos, "el énfasis sobre las pensiones y las reformas en los mercados laborales demuestran que es la gente común la que pagará el precio".

Ségol opinó que "condenar a Grecia a años de recesión sería un resultado muy malo para todos".

Por ello, desde la CES se cree que la Unión "tiene ahora que facilitar su paquete de rescate sin añadir más condiciones ni más austeridad en las negociaciones que seguirán".

Esas ayudas, además, deberán cubrir las actuales necesidades financieras y permitir el relanzamiento de la economía, según los sindicatos.

La presidenta de la patronal europea BusinessEurope, Emma Marcegaglia, afirmó al hilo del acuerdo que "la comunidad de empresarios europeos valora el compromiso unánime alcanzado, puesto que es un signo claro de la voluntad de la zona euro de seguir unida".

Marcegaglia pidió a todas las partes que se adhieran al acuerdo, y a todos los parlamentos involucrados "que faciliten su apoyo y preparen el camino para una conclusión exitosa del proceso".

Según la presidenta de los empresarios europeos, ello dependerá de que "se actúe a tiempo, de buena fe y con solidaridad y responsabilidad por parte de todos los implicados".

Las medidas tienen que aplicarse con rapidez, según la patronal, para mantener la cohesión social y la estabilidad en Grecia, y para garantizar el funcionamiento de su sistema bancario.

"La necesidad de volver a llevar a Europa al camino del crecimiento impulsado por la inversión es más urgente que nunca", advirtió Marcegaglia.

"Ahora nuestro objetivo debe ser reforzar la unión económica y monetaria", añade el comunicado de BusinessEurope.