Grecia se dice dispuesta a un “pacto difícil”

"Si llegamos a un acuerdo viable, aunque el compromiso sea difícil, aceptaremos el reto porque nuestro único criterio es salir de la crisis": Alexis Tsipras.

Bruselas

El gobierno griego envió ayer una delegación de alto nivel a Bruselas y dijo estar dispuesto a aceptar "un compromiso difícil" con sus acreedores, la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para evitar un próximo default.

"Si llegamos a un acuerdo viable, aunque el compromiso sea difícil, aceptaremos el reto porque nuestro único criterio es salir de la crisis", dijo el primer ministro, Alexis Tsipras, durante una reunión con sus colaboradores, según un comunicado del gobierno heleno.

La delegación está formada por el vice primer ministro, Ioannis Dragasakis, el vicecanciller, Euclides Tsakalotos, y el brazo derecho de Tsipras, Nikos Pappas.

Los negociadores llegaron sobre el mediodía a Bruselas, y por la tarde iniciaron una reunión con representantes del FMI, el Banco Central Europeo (BCE) y el fondo de apoyo de la zona euro (MEDE, Mecanismo Europeo de Estabilidad).

Atenas espera ahora que sus nuevas propuestas sirvan para descartar una posible salida de la Eurozona, desbloquear las negociaciones y cerrar un acuerdo antes de que expire la segunda prolongación del rescate griego el próximo día 30.

Un acuerdo definitivo le permitiría enfrentar a fines de mes al pago de mil 600 millones de euros al FMI y tres mil 400 millones al BCE a mediados de julio.