Nueva oferta económica para Grecia

Merkel le dijo al primer ministro de Grecia que era necesario que aceptara la generosa oferta económica que recibió de sus acreedores por 13 mil 426 millones de dólares.
La reunión de los ministros de finanzas de la zona euro encargados de buscar una salida a la crisis de Grecia terminó el jueves sin acuerdos, aunque se estableció la reanudación de las conversaciones para el sábado
La reunión de los ministros de finanzas de la zona euro encargados de buscar una salida a la crisis de Grecia terminó el jueves sin acuerdos, aunque se estableció la reanudación de las conversaciones para el sábado (Reuters)

Bruselas

La canciller alemana Ángela Merkel le dijo al primer ministro de Grecia que era necesario que aceptar la “generosa oferta que recibió hoy de sus acreedores, que implicaría una nueva extensión de cinco meses del actual programa de rescate y el pago de 13 mil 426 millones de dólares.

“Animamos (al primer ministro heleno, Alexis) Tsipras a aceptar esa oferta extremamente generosa. El sábado es una fecha límite crítica”, dijo en rueda de prensa al final de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea, en Bruselas.

“Hemos avanzado a favor de Grecia. Ahora depende del lado griego dar un paso similar”, insistió Merkel.

Los ministros de Finanzas de la zona del euro han sido convocados el sábado a lo que será su quinta reunión en nueve días dedicada al futuro de Grecia, que podría entrar en impago el próximo martes.

Sin embargo, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, negó que se haya dado un ultimátum a Grecia.

“Debemos respetar al pueblo griego y al gobierno griego democráticamente electo. No trabajamos con ultimátums. Las instituciones acordaron posiciones comunes, nuestros amigos griegos expresaron algunas divergencias. Seguimos trabajando”, afirmó.

De acuerdo a documentos filtrados a la prensa, la CE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) proponen prolongar hasta noviembre el programa de ayuda financiera a Grecia.

Atenas recibiría 12 mil millones de euros en cuatro parcelas condicionadas a la implementación de una serie de medidas.

El primer tramo, de 1.8 mil millones de euros procedentes de los beneficios de los bonos griegos obtenidos por el BCE en 2014, sería desembolsado luego que el Parlamento heleno apruebe el acuerdo entre Tsipras y las instituciones.

Sin embargo, no ha quedado claro si las reformas exigidas en el documento respetan las líneas rojas establecidas por Atenas, que rechaza nuevos recortes en las pensiones y salarios y se niega a subir los impuestos sobre alimentos, energía, agua y medicamentos.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, afirmó que es posible cerrar un acuerdo mañana, pero advirtió que “todos deberán recorrer la última milla, o menos que eso.

Para su homólogo español, Mariano Rajoy, Tsipras tendrá que tomar “decisiones difíciles que serán “mejor para Grecia y para él”.