Grecia descarta convocatoria de elecciones anticipadas

La vocera del Gobierno griego dijo que la convocatoria de elecciones anticipadas no se harán, debido a que no son útiles en estos momentos, así como negó la división de la izquierda.
La vocera de Grecia dijo que aunque parte de los diputados, del partido de izquierda, decidiesen no respaldar al Gobierno en la votación sobre las primeras medidas acordadas con los socios de la zona euro, no habrá una escisión del partido de izquierda.
La vocera de Grecia dijo que aunque parte de los diputados, del partido de izquierda, decidiesen no respaldar al Gobierno en la votación sobre las primeras medidas acordadas con los socios de la zona euro, no habrá una escisión del partido de izquierda. (Reuters)

Atenas

La nueva vocera del Gobierno griego, Olga Yerovasili, dijo que la convocatoria de elecciones anticipadas no entra en los planes del Ejecutivo como tampoco una escisión de su propio partido, el izquierdista Syriza.

"Las elecciones no son útiles en este momento y no forman parte de las intenciones del Gobierno", dijo Yerovasili en una entrevista con la agencia de noticias griega AMNA.

Sobre la posible escisión de Syriza, después de que parte de sus diputados decidiesen no respaldar al Gobierno en la votación sobre las primeras medidas acordadas con los socios de la zona euro, la vocera destacó que es algo "lógico", pero recalcó que cree que "la intención de todos en el Gobierno es no llegar a tal punto".

La izquierdista Syriza llegó al poder tras vencer en las elecciones del pasado enero.

Yerovasili se mostró convencida de que el Gobierno logrará más apoyo en la votación del próximo miércoles en el Parlamento, que debatirá el segundo paquete de medidas acordado con los acreedores.

"Hay muchas razones por las que creo que no habrá tal problema y que habrá más de 120 votos", dijo en alusión al límite de votos que el Gobierno se había fijado como necesario para continuar adelante (Syriza cuenta con 149 diputados).

Respecto a la consecución del acuerdo con los socios del euro, la portavoz explicó que lo que había que hacer "era dar la vuelta justo antes del acantilado". "Y eso es lo que hicimos", dijo.

"Al otro lado, había una quiebra desordenada por el 'grexit' (la salida de Grecia del euro) y todo lo que implica, en mi opinión, no era manejable. Así que fue un paso obligatorio y una respuesta a un dilema muy duro y bajo chantaje", dijo Olga Yerovasili.