Vive Grecia su quinta huelga general en lo que va del año

El paro  afecta básicamente al sector público mientras el comercio continúa con su funcionamiento normal.

Grecia

Coincidiendo con una visita a Grecia de los acreedores internacionales (la llamada "Troika"), el país vive hoy una amplia jornada de huelgas que paralizaron gran parte de las instituciones estatales.

Representantes de la "Troika" (la UE, el Banco Central Europeo y el FMI) se encuentran en Atenas para analizar las cuentas del país de cara a la entrega de nuevos tramos del rescate financiero.

Los medios calcularon que se trata de la huelga número 35 de este tipo desde que comenzó la grave crisis financiera en 2010.

El lema de la convocatoria fue "No más despidos y recortes. Juntos podemos conseguirlo". Los manifestantes reunidos en varias marchas al mediodía llamaban a la "Troika" a "tomar su programa de ajustes e irse", pero la participación fue más baja de lo esperado por los sindicatos.

Unas 7 mil personas se reunieron en Atenas y unas 2 mil en Salónica en protesta por las medidas de ajuste y el elevado desempleo. Las manifestaciones transcurrieron de forma pacífica y se disolvieron rápidamente debido a la lluvia torrencial, informó la policía.

Los funcionarios públicos, los maestros y los ferrocarriles paran durante 24 horas. Por su parte, los conductores de autobuses hicieron huelga durante seis horas en Atenas y los médicos atendieron solamente las urgencias. También hubo muchos problemas en el tráfico de ferries.

 Además permanecieron cerrados varios museos e hicieron huelga durante cinco horas los periodistas. Durante ese lapso sólo hubo en la radio y la televisión noticias relacionadas con la medida de fuerza.

 Las huelgas fueron convocadas por los dos principales sindicatos, GSEE y ADEDY. Si bien llamaron a una huelga general, no se plegaron los empleados de supermercados, taxistas, los conductores del metro, los comerciantes o empleados hoteleros.