Grecia entregará este martes a la UE su lista de reformas

El gobierno griego pretende obtener una prórroga de cuatro meses a su plan de ayuda financiera, después de un intenso diálogo hoy entre Atenas y Bruselas, y el FMI reclama reformas profundas.
Ciudadanos atenienses hacen cola para recibir alimentos con motivo de la celebración del "Lunes limpio" en Atenas
Ciudadanos atenienses hacen cola para recibir alimentos con motivo de la celebración del "Lunes limpio" en Atenas (EFE)

Atenas, Washington

El gobierno griego entregará finalmente la lista definitiva de reformas a sus socios europeos el martes para obtener una prórroga de cuatro meses a su plan de ayuda financiera, afirmó hoy una fuente gubernamental tras un día de intenso diálogo entre Atenas y Bruselas.

"La lista de reformas será enviada mañana (martes) a los ministros de Finanzas del Eurogrupo", dijo el funcionario, en referencia a la exigencia impuesta por sus socios europeos a Atenas el viernes, de que debía entregar esta medianoche el plan de reformas.

Según la fuente, el plan compagina medidas sociales como electricidad gratis y servicios sociales para los más pobres, prometidas por el primer ministro, Alexis Tsipras, durante la campaña electoral, con las reformas estructurales exigidas por los ministros de Finanzas del Eurogrupo a Atenas.

El plan de presupuesto incluye medidas como electricidad gratis para 300 mil familias pobres y acceso gratuito a los servicios de salud, cupones de alimentos y de transporte para los pobres, además de ayudas para los pensionados. La fuente no especificó el costo de este plan, que depende del visto bueno de sus socios europeos.

Según el funcionario, el programa propone además un nuevo sistema impositivo que sea "más justo", varias medidas para luchar contra la evasión fiscal, la corrupción y el contrabando, además de la imposición de un servicio civil para reformar la administración. "Hemos recibido la lista. No es definitiva, por lo que todavía es demasiado pronto para evaluarla", indicó a la AFP una fuente europea.

Para terminar de dar forma a esa hoja de ruta de reformas, Bruselas está ofreciendo "consejos" a las autoridades griegas, a fin de que sus propuestas satisfagan a los países más exigentes, como Alemania y España. El objetivo es evitar una vuelta a la casilla de inicio y al espectro de una eventual salida de Grecia del euro.

"Le toca a Atenas decidir"

Tsipras y su partido Syriza preconizan el fin de la "humillación" y del "círculo vicioso" de recortes exigidos por los acreedores de Grecia a cambio de los dos rescates al país por valor de 240 mil millones de euros.

Pero al mismo tiempo, la dura negociación con Alemania y otros socios de la zona euro le están obligando a ceder. Atenas ha prometido no tomar medidas unilaterales que comprometan sus objetivos fiscales y ha debido abandonar sus planes de obtener unos once mil millones de euros adicionales de los fondos de apoyo del Banco Central Europeo (BCE).

Tsipras insistió durante el fin de semana en que su gobierno ha logrado un "importante éxito en la negociación", al "terminar con la austeridad", pero en el ejecutivo empiezan a surgir grietas.

El miembro más respetado de Syriza, el héroe de la resistencia antinazi Manolis Glezos, ha criticado duramente las concesiones a la zona euro: "Me gustaría disculparme con el pueblo griego por haber participado de esa ilusión", afirmó.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, abogó hoy por un programa "realista", asegurando que es "lógico" que haya medidas en la filosofía de Syriza, pero teniendo en cuenta "el equilibrio presupuestario".

"Los fundamentos siguen siendo los mismos: asistencia a cambio de reformas", advirtió hoy el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, al diario Bild. "Ahora, le toca a Atenas decidir".

La puesta en marcha de las reformas será evaluada en abril y la zona euro en teoría no desembolsará el dinero restante en el programa de ayuda (7,200 millones de euros, de los cuales 3,600 provienen de la UE).

Ahora bien, Atenas "probablemente necesite dinero en mayo para devolver 2,200 millones de préstamos, 1,400 de ellos del Fondo Monetario Internacional", recuerdan los economistas de Berenberg.

Entre las primeras propuestas griegas, habría un plan de combate del fraude fiscal, mayores impuestos para los más ricos y mano dura con el contrabando de carburante y tabaco, propuestas que le permitirían ingresar unos 7,300 millones de euros, según el Bild.

La Comisión Europea, que forma junto al FMI y el BCE la llamada "troika", y bajo cuya tutela se encuentra Grecia desde 2010, deberá dar su aprobación. Una vez que la Comisión se pronuncie sobre la lista definitiva, y asumiendo que dé luz verde a las propuestas del gobierno heleno, la extensión se produciría, siempre y cuando sea aprobada también en los parlamentos de varios países europeos.

Lagarde pide reformas

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, insistió hoy en que la salida de Grecia de la zona euro "no está entre las opciones" y destacó el compromiso alcanzado la pasada semana entre Atenas y Bruselas para ampliar la ayuda financiera a cambio de "reformas profundas". "La salida de Grecia no está entre las opciones y no está siendo discutida", afirmó Lagarde en una entrevista con el diario Huffington Post.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), que participa en la llamada "troika" junto con el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE), subrayó que la pasada semana "se logró un punto de inflexión cuando hubo la determinación colectiva para escuchar, crear confianza y hacer lo mejor posible para permanecer juntos".

El viernes pasado, el Gobierno izquierdista griego de Alexis Tsipras acordó con el Eurogrupo la ampliación del programa de ayuda financiera con la condición de presentar esta semana una lista de reformas económicas concretas.  Lagarde señaló que el objetivo fundamental del acuerdo "es mantener la estabilidad y fomentar el crecimiento".

Para ello, remarcó que Grecia tiene que "afrontar reformas muy profundas", ya que, "sin ellas, no se podrá desatar el potencial de crecimiento del país". "No se trata de austeridad o nada", comentó en referencia a las exigencias de contención del gasto para equilibrar las cuentas públicas helenas.

"Tenemos que centrarnos en capitalizar lo hecho hasta ahora (...) Ha habido muchas conversaciones, pero ahora hay que implementar estas reformas", agregó Lagarde. El acuerdo con el Eurogrupo de la semana pasada no incluía la mención de cifras, sino las líneas generales que deberán de ser concretadas antes de finales de abril, cuando los socios valorarán si Grecia aplicó las medidas.

Serán entonces cuando los socios europeos decidan si se empiezan a desembolsar los fondos pendientes del rescate, es decir, 1,800 millones de euros procedentes de la eurozona y otros 1,900 millones del BCE.