Conmemoran 40 aniversario de revuelta Politécnica en Grecia

Las miles de personas marcharon desde el centro de la capital griega hasta la Embajada de EU coreando consignas contra el fascismo y contra ese país.

Atenas

Varias decenas de miles de griegos se manifestaron hoy en Atenas y otras ciudades de Grecia para conmemorar el 40 aniversario de la revuelta de la Universidad Politécnica en 1973, que supuso el principio del fin de la Dictadura de los Coroneles (1967-1974).

Entre 20 mil -según cifras de la policía- y 30 mil personas -de acuerdo a los medios- marcharon desde el centro de la capital griega hasta la Embajada de Estados Unidos, país al que se acusa de dar apoyo a la dictadura, coreando consignas contra el fascismo y contra EU.

Otras 10 mil personas tomaron las calles de Salónica, la segunda ciudad del país, en una manifestación que culminó ante el consulado de EU, fuertemente vigilado por la Policía, que antes de la protesta había realizado 15 detenciones "preventivas".

En la ciudad de Patras, la manifestación se dirigió hacia la sede del partido neonazi Amanecer Dorado a la que se lanzaron piedras y cócteles molotov.

En Atenas la manifestación también tuvo una importante presencia policial y se desplegaron 7 mil agentes en el centro de la ciudad y en puntos considerados calientes: se bloqueó completamente el acceso a la Universidad Politécnica, a las oficinas de Amanecer Dorado, las instalaciones de la televisión pública, la propia embajada estadunidense y las vías que llevan al barrio de Exarjia, conocido por su militancia izquierdista y anarquista.

La manifestación ateniense transcurrió en calma, aunque con algunos momentos de tensión.

No fue hasta su término cuando se produjeron disturbios, precisamente en el barrio de Exarjia, donde policía y manifestantes se intercambiaron piedras y gases lacrimógenos.

Los agentes detuvieron a más de un centenar de personas, buena parte de ellos de forma preventiva antes de la manifestación.

La conmemoración este año se produce en un momento tenso pues coincide con una nueva visita de la troika -que exige nuevas medidas de austeridad-, con el desalojo de los trabajadores de la radiotelevisión pública ERT de un edificio que habían ocupado durante 5 meses y con el aumento de la violencia política.

En la manifestación participaron grupos de funcionarios sobre los que pesa la sombra del despido y hubo referencias a las luchas sociales de entonces comparadas con las de ahora, en un momento en que, a causa de la crisis y los recortes, los ingresos de las familias griegas se han reducido un 40 %.

Por otro lado, la violencia política, que en los dos últimos meses se ha cobrado ya tres muertes, ha ensombrecido el aniversario.

Tras el asesinato en septiembre del rapero izquierdista Pavlos Fyssas a manos de un neonazi, en septiembre dos miembros del partido ultraderechista Amanecer Dorado fueron asesinados a tiros, en un acto que anoche fue reivindicado por un grupo de extrema izquierda hasta ahora desconocido.

El grupo, que se hace llamar "Pueblos militantes-Fuerzas Revolucionarias", llamó el sábado por la tarde al portal informativo zougla.gr anunciando que había depositado en el monumento a las víctimas del nazismo en Atenas un disco de memoria usb que contenía un comunicado.

En el comunicado, que -según la televisión pública- la policía estima auténtico, el grupo en cuestión afirma que cometió los asesinatos en represalia por la muerte de Fyssas y anuncia nuevas acciones contra Amanecer Dorado.

Además, a pesar de las advertencias policiales para que no lo hicieran, los extrabajadores de la radiotelevisión pública ERT comenzaron a emitir el viernes desde una emisora pirata improvisada en el interior de la universidad, tal y como ocurrió hace cuarenta años cuando los estudiantes llamaron desde los micrófonos montados en la facultad a la insurrección popular.

Durante los últimos tres días se han sucedido los actos conmemorativos con exposiciones, conciertos y ofrendas de flores en memoria de los al menos 23 muertos causados por la represión de la revuelta.

"Cuarenta años después, la Universidad está aquí para recordarnos su sentido y para inspirar las luchas de hoy que son la liberación definitiva del país de la soga de los memorandos, la defensa de la cohesión social y la protección de los débiles", dijo el líder de la oposición, el izquierdista Alexis Tsipras.