Grecia no es España, asegura Podemos para tranquilizar

El partido izquierdista radical español, aliado de Syriza, en el gobierno griego, quiso tranquilizar a sus posibles votantes al asegurar que la situación económica española es diferente a la de ...
Nacho Álvarez, responsable de Economía de Podemos, en la rueda de prensa en Madrid
Nacho Álvarez, responsable de Economía de Podemos, en la rueda de prensa en Madrid (EFE)

Madrid

El partido de izquierda radical español Podemos, aliado del griego Syriza, aseguró hoy que "Grecia no es España", asegurando que, incluso con Podemos en el poder, las dificultades de Atenas no se reproducirían en España. "Grecia (y la economía griega) no es España", declaró el responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, en una rueda de prensa.

Considerando al igual que otros miembros de Podemos que el acuerdo concluido entre el gobierno del primer ministro griego Alexis Tsipras y la Unión Europea, "no es un acuerdo bueno", al obviar la voluntad de los griegos, aseguró que no habrá ninguna catástrofe económica si Podemos llega al poder tras las elecciones legislativas de finales de año, tal como augura la derecha.

"Grecia y España son economías distintas que tienen situaciones muy diversas", insistió, afirmando que Grecia, ahogada por su deuda, tuvo que aceptar las condiciones de los acreedores por la falta de "margen para aplicar las políticas que demanda la sociedad".

"Sin embargo, España en este momento tiene margen suficiente para aplicar esas políticas", dijo, antes de abogar por una política que ponga fin a los recortes en sanidad y educación, pero siga reduciendo el déficit público, aunque de forma más lenta. "Podemos y Syriza tienen orientaciones económicas distintas", insistió Álvarez.

A principios de julio, este mismo responsable económico de Podemos había afirmado que la formación no haría "nada que pusiera en peligro el país" si llegaban al poder. "Teniendo en cuenta los ingresos por el cambio de ciclo económico, es posible considerar una reducción del déficit público más progresiva", añadió, poniendo el ejemplo de Francia.

Podemos, convertida en la tercera fuerza política del país defiende, en cambio, una reestructuración de la deuda de los hogares, ahogados por los créditos y un desempleo que, recordó hoy, todavía afecta a casi un cuarto de la población activa (23.78%). Pero este partido de izquierda radical se abstiene desde hace meses de referirse al tema más delicado de la deuda pública.

España volvió a crecer en 2014 (+1%) y debería, según las previsiones del gobierno, seguir en esta línea en 2015 (+3.3%). Madrid se ha fijado por objetivo reducir el déficit a menos del 3% en 2016. Su deuda pública alcanzará a finales de 2015 un 98.5% del PIB frente a más del 177% en Grecia.