Gravísimo, espionaje a correos por caso Chevron: Correa

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aludió a una denuncia del procurador, Diego García, según la cual varias comunicaciones internas del gobierno fueron interceptadas ilegalmente.
Rafael Correa, presidente de Ecuador
(Reuters)

Quito

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, tildó de "gravísimo" este martes el espionaje a sus correos electrónicos, cuyo contenido intentó ser utilizado por la petrolera Chevron en un juicio en Nueva York, y anunció "respuestas legales" contra uno de los supuestos implicados.

"Se han hackeado los mensajes del presidente de la República, y eso no se puede permitir", afirmó el mandatario en una conferencia de prensa en Guayaquil.

Correa aludió a una denuncia del procurador, Diego García, según la cual varias comunicaciones internas del gobierno fueron interceptadas ilegalmente, incluidos mensajes electrónicos del mandatario.

El caso de espionaje quedó en evidencia hace un par de semanas, cuando Chevron trató infructuosamente de emplear esos correos en un proceso que inició en Nueva York por presuntas irregularidades en un millonario juicio que perdió en Ecuador por daños ambientales, dijo García, quien actúa como abogado del Estado.

Esto "es gravísimo, hackearon los mensajes al asesor jurídico de la presidencia y al presidente de la República, pero somos tan transparentes que, pese a que nos hackearon, el juez de Nueva York rechazó esto porque era irrelevante", afirmó Correa.

Asimismo, aseguró que las comunicaciones intervenidas están en poder del diputado opositor Cléver Jiménez, y anunció medidas legales en contra del legislador.

"Aquí nadie estará sobre la ley, y responderemos legalmente", sostuvo Correa.

El fin de semana, el gobierno había anticipado que el político podría enfrentar cargos por violar la privacidad de las comunicaciones.

Consultada por la AFP, la empresa Chevron declinó en su momento comentar la denuncia, mientras Jiménez dijo estar dispuesto a revelar quién le dio la información, a cambio de que el gobierno acepte que se publiquen los mensajes.

Jiménez fue condenado en abril pasado a 18 meses de prisión en un juicio por injurias interpuesto por el presidente Correa. El fallo todavía aguarda una decisión final de la justicia.