'Granma' reitera que Cuba no aceptará el capitalismo

Si no pretenden “que seamos una sociedad capitalista (...), entonces podemos discutir”.
Un hombre pedalea una bicicleta en La Habana mientras que con las manos sostiene una bandera de Estados Unidos y otra de Cuba con motivo de la visita de Barack Obama a la isla.
Un hombre pedalea una bicicleta en La Habana mientras que con las manos sostiene una bandera de Estados Unidos y otra de Cuba con motivo de la visita de Barack Obama a la isla. (Archivo) (Reuters / Alexandre Meneghini)

La Habana

El diario oficial Granma dedicó ayer una plana completa, de las ocho con que cuenta, a descartar cualquier reforma a la Constitución cubana que implique un giro al capitalismo y a todo diálogo con quien esté “financiado, respaldado, apoyado por el dinero anticubano terrorista de Miami o de cualquier otra nación, incluidas las de la vieja Europa”.

El amplio despliegue se registra en momentos en que grupos de la oposición interna, en coordinación con el exilio radical, han solicitado la realización de “un plebiscito para que los cubanos puedan decidir sobre el sistema en el que quieren vivir” y buscan insertarse en los debates sobre las reformas a la Carta Magna que se proyectan oficialmente en la isla.

“No será posible entendernos con quienes llegan hasta nosotros portando una granada de fragmentación lista para hacerla estallar en el seno de la República, de la Nación, de la Patria, con el fin de destruir el sistema socialista en construcción y reponer el arcaico y desgastado sistema capitalista. Todo lo demás es discutible”, reseñó el diario, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba.

Al respecto, puntualizó que las reformas previstas son para reflejar los cambios que tienen lugar en el país desde 2008 y no para anular el carácter socialista del sistema que impera en la isla, establecido en la Constitución, “una decisión –afirma- pensada y firme de la mayoría de la población cubana, consultada en las urnas y avalada con sus firmas” en 2002.

La revista católica Espacio Laical abogó en 2012 porque los cubanos puedan elegir “a través del voto libre, secreto y directo” al sustituto de Castro. El diario oficial Juventud Rebelde realizó en marzo de 2015 un inusitado debate sobre el mismo tema, en el que cerca de la mitad de los participantes se pronunció por las elecciones directas.

El extenso artículo del Granma finaliza con un mensaje a los cubanos que el diario califica de “plurales”, a quienes dijo que “si su proyecto no pretende que seamos una sociedad capitalista (…), entonces podemos tranquilamente discutir con todo cariño esas ideas, y de seguro estaremos de acuerdo en más de una”.