Grandes potencias occidentales piden "solución política" en Libia

EU, España, Francia, Gran Bretaña, Alemania e Italia hicieron una declaración conjunta en Roma tras el asesinato de 21 egipcios coptos, mientras el Consejo de Seguridad tratará hoy la situación y ...
Miles de libios celebran en la plaza de los Mártires, en Trípoli, el cuarto aniversario de la revolución que derribó a Muamar el Gadafi
Miles de libios celebran en la plaza de los Mártires, en Trípoli, el cuarto aniversario de la revolución que derribó a Muamar el Gadafi (AFP)

Roma, París

Los gobiernos de los principales países europeos y de Estados Unidos señalaron la necesidad de una "solución política" en Libia, en una declaración conjunta difundida hoy en Roma.

"El asesinato brutal de 21 ciudadanos egipcios en Libia por terroristas afiliados al EI (el grupo Estado Islámico) demuestra una vez más la necesidad urgente de una solución política del conflicto", indica la declaración dada en nombre de Estados Unidos, España, Francia, Gran Bretaña, Alemania e Italia.

"El terrorismo golpea a todos los libios y ningún bando puede abordar solo los desafíos a los que el país está llamado a enfrentar", añade el texto. La formación de un gobierno de unidad nacional, que esas grandes potencias occidentales expresan estar listas a apoyar, "constituye la mejor esperanza para los libios", según la declaración.

También añade que el representante especial del secretario general de las Naciones Unidas para Libia, Bernardino Leon, convocará en los próximos días una serie de reuniones con el fin de llegar a la formación de ese gobierno de unidad nacional. Quienes no participen en ese proceso se excluirán de "la solución política en Libia", agregó la declaración.

"Cuatro años después de la revolución" que condujo a la caída del Coronel Muamar Gadafi, "no le será permitido a quienes traten de impedir el proceso político y la transición democrática de Libia condenar al país al caos y al extremismo", indicó el texto, que no se refiere a una eventual amenaza de intervención militar en el caso de que el proceso no tenga éxito.

Italia, directamente posicionada en primera línea frente a Libia, ya había buscado movilizar a la ONU y sus aliados europeos para tratar de lograr la estabilidad en su ex colonia, porque teme el establecimiento de un "califato" al otro lado del Mediterráneo.

De otra parte, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el miércoles para tratar la situación en Libia en presencia del jefe de la diplomacia egipcia, informaron hoy fuentes diplomáticas.

La reunión fue decidida después de que el Estado Islámico (EI) reivindicara en un video la decapitación de 21 cristianos coptos egipcios en Libia. Horas después, Egipto lanzó ataques aéreos contra las posiciones del EI en el país vecino.

El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Chukri, está en Nueva York en donde mantendrá previo a la reunión, contactos bilaterales con representantes de países miembro del Consejo y de países árabes.

El presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi pidió hoy al Consejo de Seguridad de la ONU que adopte una resolución para una intervención militar internacional en Libia, un país presa del caos y dividido en diferentes bastiones de las milicias, algunas yihadistas. Francia e Italia también reclamaban desde el lunes una reunión del Consejo de Seguridad para aprobar "nuevas medidas" en Libia.

El presidente egipcio hizo su petición a la ONU en una entrevista con la radio francesa Europe 1. "No hay otra opción. Considerando que el pueblo libio esté de acuerdo en que actuemos para restablecer la seguridad y la estabilidad" en el país, dijo Al Sisi. El jefe de Estado estimó que el caos reinante en Libia no afecta sólo a su país, sino a toda Europa.

"Transmito este mensaje a los europeos, y a los franceses en particular. Cuando me reuní con el presidente francés [François Hollande] hace cuatro meses le dije: 'cuidado, lo que está ocurriendo en Libia va a convertir ese país en un vivero que amenazará al conjunto de la región, no sólo a Egipto sino a la cuenca mediterránea y a Europa'", afirmó Sisi.

"Hay que tratar este problema, porque nuestros amigos europeos no han terminado la misión", durante la intervención que provocó la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, añadió. "Hemos abandonado al pueblo libio a su suerte, prisionero de milicias extremistas", dijo.

"Cuando se deterioró la situación en Libia, dijimos que habría un gran peligro, no sólo para los libios sino para los vecinos europeos. Debemos trabajar juntos para combatir el terrorismo", abogó el presidente.

Sisi calificó de "crimen abyecto contra la humanidad" la decapitación de 21 egipcios coptos en una playa libia por hombres que afirman pertenecer al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El lunes Sisi y Hollande pidieron una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y "nuevas medidas" contra el grupo Estado Islámico. El Consejo de Seguridad de la ONU se limitó a condenar "una acción abyecta y cobarde [...) que demuestra una nueva vez la brutalidad del EI".

En represalia por la decapitación de los coptos, aviones egipcios bombardearon el lunes posiciones de la organización yihadista en Libia.