"Gracias por su lucha", dice el papa a Estela de Carlotto

El papa Francisco agradeció en una carta a su compatriota divulgada hoy la lucha de la activista por los derechos humanos, gracias a la que pudo encontrar a su nieto robado en la dictadura.
El papa Juan Pablo II, antes de partir hoy hacia Corea del Sur, en el aeropuerto romano de Fiumicino
El papa Juan Pablo II, antes de partir hoy hacia Corea del Sur, en el aeropuerto romano de Fiumicino (AFP)

Buenos Aires

El papa Francisco agradeció en una carta divulgada hoy la lucha de la presidenta de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, que le permitió reencontrar la semana pasada a su nieto robado en la dictadura argentina (1976-1983) tras 36 años de búsqueda.

"Por medio de estas líneas quiero hacerme cercano a Usted en estos días en que usted se ha reencontrado con su nieto. Sé que es una alegría para la abuela que ha recorrido un largo camino de sufrimiento", dice la misiva fechada el pasado 7 de agosto y divulgada por la organización que lidera De Carlotto. El papa Francisco elogió este "sufrimiento que no la paralizó sino que la sostuvo en la lucha".

"Y hoy, por esa constancia en la lucha, no es solo su nieto el que la acompaña sino también otros 114 que han recuperado su identidad. Gracias Señora por su lucha. Me alegro de corazón y pido al Señor que le retribuya tanto tesón y trabajo", dijo el papa enviándole bendiciones a De Carlotto, una devota católica.

Ignacio Hurban, buscado durante 36 años como Guido Carlotto -por dudas sobre la identidad de su padre-, se sometió voluntariamente a un estudio de ADN hace tres semanas que le confirmó el martes pasado que era el nieto buscado por Estela de Carlotto durante casi cuatro décadas.

Músico de profesión, criado por una pareja de campesinos en Olavarría, 350 km al sudoeste de Buenos Aires, se enteró hace dos meses por causas todavía desconocidas, que había sido adoptado.

Con muchas preguntas por responder sobre este caso, De Carlotto y su nieto ofrecieron una conferencia de prensa el viernes, en la que él se sumó al llamado de la organización Abuelas de Plaza de Mayo para que jóvenes con dudas sobre su identidad se realizaran los exámenes genéticos que permitan dilucidar si fueron robados después de su nacimiento.

Abuelas de Plaza de Mayo se creó en octubre de 1977 y el nieto de De Carlotto es el 114° hallado, de unos 500 niños nacidos en centros de detención clandestinos y luego apropiados por cómplices del régimen. Unas 30 mil personas fueron desaparecidas o asesinadas en la dictadura argentina, según organismos humanitarios.