Gorbachov sale del hospital

"Estoy bien vivo", declaró el último dirigente de la Unión Soviética retomó sus actividades tras abandonar la clínica moscovita donde fue ingresado.
Gorbachov, con la canciller alemana Angela Merkel en un acto en memoria de la caída del Muro en 2009
Gorbachov, con la canciller alemana Angela Merkel en un acto en memoria de la caída del Muro en 2009 (EFE)

Moscú

El último dirigente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, de 83 años, abandonó la clínica moscovita en la que estaba hospitalizado y retomó sus actividades, indicó el viernes el servicio de prensa de su fundación.

"Acaba de llegar, todo es normal, está con nosotros", indicó a la AFP el servicio de prensa, que consideraba que los medios rusos habían "exagerado" la gravedad de su estado de salud.

Dos agencias de prensa locales habían anunciado en la noche del jueves la hospitalización de Gorbachov en un centro de la capital rusa que suele cuidar a los altos responsables rusos.

"Estoy bien vivo, he terminado mis exámenes (médicos) en la clínica", dijo Gorbachov esta mañana a la agencia de prensa Tass. En junio de 2013, el último dirigente de la Unión Soviética fue hospitalizado para un chequeo médico.

En los últimos años, Gorbachov tenía la cara abotargada y en las últimas apariciones parecía cansado. Según la prensa rusa, padece diabetes. Sus problemas de salud le impidieron acudir en abril de 2013 a los funerales de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher.

Muy respetado en Occidente, en cambio en su país sus compatriotas lo acusan de la implosión de la URSS y del caos económico y social que siguió a su desmoronamiento.

El padre de la 'perestroika' (reforma) que lanzó en 1985, anunció su dimisión por televisión el 25 de diciembre de 1991, tomando nota de la desaparición de la URSS tras un acuerdo firmado sin él por Ucrania, Bielorrusia y Rusia.

En los últimos años, Gorbachov mantiene relaciones delicadas con el actual presidente ruso, Vladimir Putin, al que ha criticado en numerosas ocasiones por el retroceso democrático y le ha pedido que se vaya.

Galardonado con el premio Nobel de la Paz en 1990, suele participar en reuniones internacionales y preside la Fundación Gorbachov que se ocupa de programas caritativos y de educación.