Gobiernos americanos promoverán trabajo decente y derechos de trabajadores

La XVIII Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo concluyó hoy en Medellín, la próxima conferencia se celebrará en México en 2016.
El director general de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Rider, interviene en la Conferencia
El director general de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Rider, interviene en la Conferencia (EFE)

Medellín

La XVIII Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo concluyó hoy en la ciudad colombiana de Medellín con una declaración final y un Plan de Acción para avanzar en la búsqueda de consensos en torno a la promoción del trabajo decente y la protección de los derechos de los trabajadores.

Bajo la premisa de "que la promoción y el fortalecimiento de la democracia requieren el ejercicio pleno y eficaz de los derechos de los trabajadores", los ministros del continente o sus representantes acordaron crear dos grupos de trabajo con ese fin. El primero se dedicará a impulsar el empleo como pilar de la igualdad y el desarrollo, y el segundo, al fortalecimiento institucional para la protección de los derechos de los trabajadores y la promoción del diálogo social.

"Promoveremos un diálogo permanente sobre políticas que faciliten el trabajo decente y la inclusión social (...) dando especial atención a aquellas que tengan una visión coordinada, a la formalización del trabajo en todas sus formas, a la erradicación del trabajo infantil, y a la promoción de la igualdad de oportunidades y de género", señala la declaración.

Igualmente, decidieron fortalecer las estrategias nacionales sobre salud y riesgos del trabajo "para promover una cultura de prevención". De la misma forma acordaron impulsar "la implementación de pisos de protección social adecuados a la situación de cada país", así como promover regímenes de protección social, "sólidos, integrales y sostenibles".

En la reunión, que comenzó el lunes, participaron, además de las delegaciones nacionales, el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, y la secretaria ejecutiva para el Desarrollo Integral de la Organización de Estados Americanos (OEA), Sherry Tross.

Otra medida tomada fue la promoción de una política de capacitación y formación permanente que incluya una mayor articulación entre el mundo del trabajo, la educación formal y los sistemas de formación profesional como elementos esenciales para mejorar las competencias laborales de los trabajadores.

En ese marco decidieron promover "políticas activas para el acceso de los jóvenes al mercado laboral respetando sus derechos laborales", lo que incluye la lucha contra el empleo precario y la informalidad.

"Nos comprometemos a promover el derecho al trabajo en condiciones dignas y justas como valor inherente a toda sociedad democrática, propiciando la eliminación de todas las formas de discriminación en las relaciones laborales y reconociendo la necesidad de fortalecer la aplicación y el intercambio de buenas prácticas", añade el texto.

También se comprometieron a prevenir y erradicar el trabajo forzoso y la trata de personas "mediante una política integral, concertada y articulada entre los gobiernos, las organizaciones de empleadores y de trabajadores, otras organizaciones de la sociedad civil y otros actores sociales". Los participantes aprobaron que la próxima conferencia ministerial se celebrará en México en 2016.