Gobierno sirio y rebeldes acuerdan intercambio de presos

El canje de prisioneros, que implica la liberación de 1,500 familias retenidas por los insurgentes en Adra, tendría lugar próximamente cerca de Damasco, mientras el grupo yihadista EEIL desafía al ...

Damasco, El Cairo

El gobierno sirio y los rebeldes cerraron un acuerdo para intercambiar prisioneros cerca de Damasco, que podría hacerse efectivo próximamente, anunció hoy el diario progubernamental Al Watan. El acuerdo prevé la liberación de 1,500 familias retenidas por los rebeldes en la ciudad obrera de Adra, 20 mil habitantes, a cambio de la liberación de opositores.

También estipula la entrada de víveres a esa ciudad favorable al gobierno, controlada por los rebeldes pero sitiada por las fuerzas de Bashar al Asad, según el diario. La población padece malnutrición y falta de alimentos en Adra, situada 35 kilómetros al noreste de Damasco. Hoy, "un niño murió de hambre. La situación es dramática", dijo a la AFP Abu Barra, un militante rebelde de la ciudad, a través de Internet.

En un primer momento, los rebeldes liberarán a una familia de ocho personas a cambio de la entrada de alimentos. Luego el intercambio consistirá en un familia liberada por cada preso detenido en las prisiones del régimen puesto en libertad, precisó Al Watan. El presidente del comité de reconciliación popular, el jeque Jaber Isa, citado por el rotativo, indicó que el acuerdo se cerró entre notables y personalidades religiosas de la ciudad de Duma, cerca de Adra.

El ministro de Reconciliación Nacional, Ali Haidar, dijo a la AFP que "no hablaría de este asunto con la prensa hasta que las negociaciones terminen".

De otra parte, el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) culpó hoy al líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, de la división entre los yihadistas en Siria y le advirtió de que no abandonarán su lucha en ese país porque "no le deben obediencia". El portavoz del EIIL, Abu Mohamed al Adnani, aseguró que no se retirarán de Siria "porque es imposible, ilógico e irreal".

"Siria ahora se ha convertido en algo imprescindible para el Estado Islámico, mucho más de lo que fue ayer", afirmó. Al Adnani recriminó a Al Zawahiri no haberles preguntado nunca sobre "sus soldados, sus armas, su financiación, su comida, sus necesidades o sus problemas", y le pidió que explique por qué dice ser el emir del Estado Islámico.

"Nunca te has dirigido a nosotros ni nos has tenido en cuenta, solo lo has hecho cuando ya has provocado la masacre en Siria", dijo el portavoz, en un mensaje de audio difundido en foros yihadistas. Recordó que el EIIL "no es una rama perteneciente a Al Qaeda y nunca lo será", aunque aseguró que siempre que se les ha preguntado por su relación con esa organización, ellos contestaban que "es una relación de un emir con sus soldados y con el objetivo de mantener unida la voz de la yihad a nivel mundial".

Adnani pidió a Al Zawahiri que reconozca sus errores y asuma la culpa para cambiar de rumbo la situación, porque de lo contrario "continuará la división y las luchas internas entre los yihadistas de todo el mundo". No obstante, también le tienden la mano, dijo, para darle "una nueva oportunidad de ser el sucesor del mejor predecesor, ya que el jeque Osama (Bin Laden) unió a todos los yihadistas en torno a una sola palabra, que Al Zawahiri se encargó de dispersar, dividir y destrozar".

Lo acusan de convertir a Al Qaeda en el hazmerreír mundial y de que "la sangre de los musulmanes se esté derramando" en Siria. Los enfrentamientos entre el Frente al Nusra y el EIIL se producen pese a que el primer grupo anunció que abandonaba la lucha contra su oponente para obedecer una orden de Al Zawahiri.

Al Zawahiri ha establecido que la filial de Al Qaeda en Siria es el Frente al Nusra y ha pedido al EIIL que limite su actividad a Irak, como hacía en un principio.