Gobierno francés anuncia paquete de medidas para reducir la burocracia

Se espera que las reformas generen un ahorro de 3,300 millones de euros, aunque podrían alcanzar los once mil millones al final de la legislatura, siendo 40 de las 92 nedudas destinadas a ...
El ministro de Economía francés, Emmanuel Macron, llega al Hotel Matignon para entrevistarse con el primer ministro, Manuel Valls
El ministro de Economía francés, Emmanuel Macron, llega al Hotel Matignon para entrevistarse con el primer ministro, Manuel Valls (AFP)

París

El gobierno francés anunció hoy un nuevo paquete de medidas destinadas a simplificar la vida de particulares, en especial de adultos discapacitados, y empresas, sobre todo en el sector de la agricultura, la industria y la construcción.

El gobierno calcula que las 273 medidas destinadas a las empresas y las 95 que favorecen a los particulares, aprobadas hasta ahora generarán un ahorro de 3,300 millones de euros, aunque espera que llegue al final de la legislatura a once mil millones. "Simplificar es bueno para la actividad económica y es más justo", dijo el ministro de Economía Emanuel Macron al presentar las medidas.

"Hay medidas para evitar el doblón con las normas comunitarias", dijo, antes de anunciar que para el verano, se simplificará el código de los mercados que reducirá en 200 páginas el conjunto de los textos" para el sector. De las 92 medidas desveladas hoy, 40 simplifican las gestiones administrativas de los particulares, y una decena afectan específicamente a los discapacitados.

Por ejemplo, los discapacitados tendrán, a partir de 2017, una sola tarjeta de "movilidad inclusión" que reemplazará a las actuales tarjetas de estacionamiento y de prioridad en los trasportes y los lugares públicos. También se simplificarán otras gestiones sobre ayudas y se ampliará el plazo de las mismas de dos a cinco años.

A partir de septiembre de este año, será posible registrarse en las oficinas de empleo por internet y a partir de 2018 también se podrán impugnar en línea las multas por exceso de velocidad por infracciones cometidas por otros conductores.

Beneficios para las constructoras

Las empresas se beneficiarán de 52 medidas nuevas, en particular en las explotaciones agrícolas y se reducirán y simplificarán una serie de requisitos medioambientales, como los análisis de los desechos de aire y agua, cuya frecuencia podría verse reducida sobre la base de una justificación del explotador a partir del segundo semestre de 2015.

A finales de este año se derogará la tasa general sobre actividades contaminantes (TAGP) de las instalaciones clasificadas para la protección del medio ambiente (IPCE) y se reduce a seis meses el plazo para recurrir las autorizaciones concedidas a lugares potencialmente peligrosos.

El sector de la construcción será otro de los principales beneficiarios con una nueva reducción normativa y el aumento de las horas de trabajo para los menores aprendices.

A partir de ahora, ya no será necesario comunicar sistemáticamente la ficha policial que se realiza en la hostelería para los 31 millones de clientes extranjeros recibidos al año en Francia aunque tendrán que conservarla seis meses. El gobierno también prepara una reforma sobre las licencias para la venta de bebidas.

Desempleo récord

El número de desempleados en Francia tocó un nuevo récord en abril, acentuando la presión sobre el gobierno de François Hollande, que condicionó su presentación a la reelección a una mejoría de la situación en el frente laboral.

Pese a algunos signos de una recuperación de la economía en el primer trimestre, cerca de 3.53 millones de personas están registradas como en busca de empleo, es decir 26,200 más que en el mes anterior, lo que representa un alza de 0.7%, informó hoy el ministerio de Trabajo.

Incluyendo a los desempleados que desarrollaron algún tipo de actividad remunerada parcial, el conjunto de demandantes de empleo tocó una cifra inédita desde 2013 (con un incremento de 54,100 personas más, es decir un alza de 1%).

En el área de Francia metropolitana hay un total de 5.34 millones de personas que buscan empleo, una cifra nunca tocada hasta ahora. Entre los indicadores más negativos sobre la actividad, están el desempleo de los mayores y los parados de larga duración.

Tras el fracaso de las políticas de empleo clásicas basadas en la subvención a la hora de contratar, el gobierno decidió implementar un "pacto de responsabilidad", dotado de 40 mil millones de euros hasta 2017 con el objetivo de impulsar las contrataciones, la formación y la inversión.

En un principio el gobierno esperaba generar hasta 500 mil nuevos empleos, pero el mismo Hollande reconoció que el pacto "no va a tener un efecto a medio plazo". En el primer trimestre Francia registró un crecimiento de 0.6%, por encima de las expectativas.