Gobierno argentino llama "sinvergüenza" al fiscal Nisman

El jefe de Gabinete del gobierno acusó al fiscal fallecido hace dos meses de "malversación de caudales públicos" en el uso de los fondos para esclarecer el atentado contra la AMIA.
Un hombre sostiene una foto del fiscal Alberto Nisman durante una manifestación de homenaje ante el tribunal en Buenos Aires
Un hombre sostiene una foto del fiscal Alberto Nisman durante una manifestación de homenaje ante el tribunal en Buenos Aires (AFP)

Buenos Aires

El jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, calificó hoy de "sinvergüenza" al fiscal Alberto Nisman, cuando se cumplen dos meses de su muerte en circunstancias aún sin aclarar tras denunciar a la presidenta del país, y le acusó de "malversación de caudales públicos".

"A Nisman se le daban los fondos para esclarecer el atentado contra la AMIA. Si él lo dedicaba a salir con minas (mujeres) y pagar 'ñoquis' (empleados públicos que no trabajan), entonces se mofó durante todo este tiempo de 85 víctimas y más de 300 heridos", dijo hoy Fernández a la prensa antes de entrar la Casa Rosada.

Según el diario Página 12, Nisman se quedaba con la mitad del sueldo mensual de su colaborador Diego Lagomarsino, informático y el único imputado hasta ahora en la causa por entregarle el arma que acabó con su vida, que compartía una cuenta con el fiscal y varios de sus familiares en Estados Unidos.

El abogado de Lagomarsino sostiene, en un escrito que presentará hoy ante la Fiscalía, que el informático cobraba 41 mil pesos (unos 4,850 dólares) mensuales y depositaba 20 mil (unos 2,350 dólares) en una cuenta de Nisman, de acuerdo con la información adelantada por el diario.

Para el jefe de Gabinete argentino, Nisman actuó como "un sinvergüenza como pocas veces se han visto en este país". "Acá Lagomarsino dice que de los 40 mil pesos que le daban, 20 mil eran depositados en la cuenta bancaria. Por lo pronto, lo que está haciendo es malversación de caudales públicos y acá también hay cohecho", sostuvo Fernández.

"A uno le cuesta creer que este hombre, estando de vacaciones, iba a ir a la casa del turro (ruin) que le robaba la mitad del sueldo para darle un arma para que se cuidara", añadió.

Nisman, fiscal especial encargado de la investigación sobre el atentado terrorista contra la mutualista judía AMIA en 1994, fue hallado muerto el pasado 18 de enero, con un tiro en la sien en el baño de su departamento.

La investigación oficial no arrojó pruebas concluyentes sobre las causas de la muerte, mientras la querella constituida por la familia, y encabezada por su ex mujer, la juez Sandra Arroyo Salgado, sostiene que "a Nisman lo mataron".

Alberto Nisman murió cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por encubrimiento de los sospechosos iraníes del atentado contra la AMIA.

Homenaje a Nisman

Mientras, la agrupación "Memoria Nisman" realizó hoy un acto en Buenos Aires frente al Palacio de Justicia en el que recordó a Nisman. El homenaje fue impulsado por el filósofo argentino Santiago Kovadloff y a la convocatoria respondió un grupo de personas que se reunió en la plaza Lavalle, ubicada frente al Palacio de Tribunales en la capital argentina.

Kovadloff respondió brevemente a las declaraciones de hoy del jefe de gabinete del gobierno, Aníbal Fernández, que tildó a Nisman de "sinvergüenza" y lo acusó de "malversación" de fondos.

"Atacó a un muerto. Cuando uno ataca a un muerto y lo descalifica de la forma que él lo hizo, es porque ese muerto está vivo. Si está vivo es porque significa mucho. Porque significa mucho, hay que descalificarlo", sostuvo al canal argentino Todo Noticias.

Uno de los oradores del acto fue el periodista Nelson Castro, para quien la muerte de Nisman "representa un verdadero magnicidio institucional". Castro resaltó la importancia de este tipo de homenajes, que pretende convertirse en mensual, porque "permite recordar la esencia del caso".

"El fiscal que había denunciado un encubrimiento y que había puesto en duda la posibilidad de esclarecer el atentado a la AMIA murió el día antes de declarar ante el Congreso", remarcó el periodista.

La investigación oficial no ha arrojado pruebas concluyentes sobre las causas de la muerte, mientras la querella constituida por la familia del fiscal y encabezada por su ex mujer, la juez Sandra Arroyo Salgado, sostiene que "a Nisman lo mataron".

Un nuevo perito llegado de la sureña provincia de Neuquén buscará esclarecer puntos claves de esas diferencias: en qué posición se encontraba el cuerpo de Nisman al recibir el disparo y la posibilidad de que en la escena se encontrara otra persona. En los últimos días, se difundieron fotografías que muestran al fallecido fiscal con mujeres en playas y en discotecas.

Por la filtración de esas imágenes, la jueza a cargo de la causa, Fabiana Palmaghini, denunció a la Policía Federal ya que las fotos, consideradas "elementos de prueba" en la investigación, provenían del celular de Nisman.