Gobierno argentino baja el tono al procesamiento de vicepresidente

Funcionarios y legisladores afines a Cristina Kirchner defendieron el principio de presunción de inocencia para Amado Boudou.
El vicepresidente argentino, Amado Boudou, saluda a su llegada al tribunal de Comodoro Py, en Buenos Aires, el pasado 9 de junio
El vicepresidente argentino, Amado Boudou, saluda a su llegada al tribunal de Comodoro Py, en Buenos Aires, el pasado 9 de junio (AFP)

Buenos Aires

Funcionarios y legisladores del gobierno de la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, bajaron el tono al procesamiento del vicepresidente Amado Boudou y defendieron hoy el principio de presunción de inocencia, en declaraciones a la prensa. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, un hombre que mantiene contacto permanente con Kirchner, aseguró en su habitual rueda de prensa diaria que el tema de Boudou no es objeto de conversaciones con la mandataria.

"Respecto a esta cuestión, no hemos tenido diálogo. Trabajamos en temas de agenda institucional referida a la complejidad de la causa de los fondos buitre. Es el trabajo que nos corresponde hacer", dijo Capitanich ante una consulta periodística y agregó que ese era un tema para abogados. El gobierno argentino enfrenta una difícil situación en el frente externo, luego de que un juez de Estados Unidos obligara al país a pagarle 1,330 millones de dólares a bonistas de fondos especulativos que quedaron afuera de la reestructuración de la deuda.

Boudou se convirtió el viernes en el primer vicepresidente de la historia argentina en ser procesado por sobornos y "negociaciones incompatibles" en una causa judicial por corrupción cuando era ministro de Economía (2009-2011). En tanto, el senador nacional oficialista Aníbal Fernández defendió el principio de presunción de inocencia, al ser consultado por la televisión.

"Sigue existiendo la presunción de inocencia aunque exista un auto de procesamiento porque, precisamente, por esa misma razón de la presunción de inocencia es que él (Boudou) tiene derecho a apelar", señaló el legislador. Kirchner encabezó hoy un acto público en el que omitió cualquier referencia al procesamiento de Boudou, quien se encuentra en Panamá en representación del gobierno argentino para la asunción este martes del presidente electo de ese país, el empresario Juan Carlos Varela.

Boudou accedió a la vicepresidencia en 2011 tras ganar la fórmula encabezada por Cristina Kirchner con 54% de los votos.