Gobierno colombiano y las FARC reanudaron negociaciones en Cuba

El grupo guerrillero y el gobierno de Santos retomaron el diálogo en La Habana con el objetivo de "alcanzar conclusiones prontas", entre ellas un "cese del fuego bilateral y definitivo".
El comandante de la guerrilla de las FARC Jesús Santrich (c), a su llegada hoy al Palacio de Convenciones de La Habana
El comandante de la guerrilla de las FARC Jesús Santrich (c), a su llegada hoy al Palacio de Convenciones de La Habana (AFP)

La Habana/ Bogotá

Las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos retomaron hoy sus negociaciones de paz en La Habana con el propósito compartido de “alcanzar conclusiones prontas”.

A partir de la disminución de la confrontación armada por el alto al fuego unilateral de las FARC el 20 de julio y con “el compromiso del gobierno de actuar en correspondencia, trataremos de alcanzar un cese del fuego bilateral y definitivo”, dijeron los rebeldes.

“En cuatro meses haremos las primeras evaluaciones sobre los resultadas y perspectivas” de la nueva metodología que rige estas pláticas con el compromiso de “agilizar en La Habana y desescalar  (la guerra) en Colombia”, puntualizaron.

La nueva metodología consiste en que las partes trabajarán simultáneamente en tres direcciones: alcanzar el fin definitivo del conflicto con la firma de un acuerdo general de paz; establecer las bases jurídicas para la incorporación de los guerrilleros a la vida civil; y determinar cómo serán resarcidas los cientos de miles de víctimas de esta confrontación.

Mientras los delegados del gobierno no hicieron declaraciones, el negociador de las FARC Joaquín Gómez dijo que “lo más urgente ahora” es configurar la propuesta Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición de las causas que han generado la confrontación.

El conflicto armado en Colombia, único de su tipo vigente en América, ha dejado en medio siglo 220 mil muertos y seis millones de desplazados, según cifras oficiales, y la búsqueda de su solución fue parte de la agenda que examinaron el lunes en Washington el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

A solicitud de las partes, los gobiernos de Cuba y Noruega son garantes de estas pláticas, iniciadas en noviembre de 2012, al tiempo que Chile y Venezuela las siguen en calidad de acompañantes. El gobierno y las FARC han consensuado en este tiempo tres de los seis puntos de la agenda, así como un programa de desminado que está en curso.

Muere soldado en combate

Mientras en Cuba se retomaba el diálogo, en el centro de Colombia un soldado murió hoy tras un combate con las FARC, un día después de que la guerrilla iniciara una tregua unilateral para favorecer el avance de los diálogos de paz en Cuba.

Según un comunicado oficial, el uniformado falleció a causa de una herida por arma de fuego que recibió cuando su unidad extraía "material de guerra" de un "depósito ilegal" que se encontraba en una zona rural del departamento del Meta (centro) y pertenecía a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas).

"Durante la extracción del material de guerra, los soldados fueron hostigados por guerrilleros pertenecientes al Frente 40 de las FARC", que actúa en la zona, precisó el Ejército, detallando que en el enfrentamiento fue herido el uniformado Wilson Tique por "un impacto de arma de fuego, a la altura del tórax". El soldado fue trasladado a un hospital, donde falleció el miércoles debido a sus heridas, precisó a la AFP una fuente del Ejército.

Las FARC comenzaron a la medianoche del lunes un alto al fuego unilateral en medio de las negociaciones de paz que sostienen en Cuba desde noviembre de 2012 con el gobierno de Juan Manuel Santos, que a su vez se comprometió a "desescalar" progresivamente las acciones militares contra esa guerrilla en función del cumplimiento de la tregua.

En un acuerdo emitido en La Habana, las FARC se comprometieron a "cesar toda acción de carácter ofensivo contra las fuerzas armadas del Estado y la infraestructura pública y privada" del país, aunque reservándose "el derecho al ejercicio de su legítima defensa en caso de ataque".

La muerte del soldado en Meta es la primera de un uniformado reportada en medio de la tregua unilateral de las FARC iniciada el 20 de julio pasado. El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró hoy que su despacho hará "una evaluación periódica del cese al fuego unilateral de las FARC", con "objetividad" y denunciando cualquier incumplimiento ante la opinión pública.

Sin embargo, el responsable no se refirió a la muerte del soldado Tique. Esta tregua de las FARC, principal grupo guerrillero del país con unos siete mil combatientes, llegó luego del recrudecimiento de la violencia que se había registrado en los últimos dos meses, tras el levantamiento el 22 de mayo pasado de un anterior cese del fuego unilateral autoimpuesto por esa guerrilla en diciembre.

El nuevo gesto de las FARC, que fue acompañado de la liberación el domingo del subteniente Cristian Moscoso, en su poder desde el 7 de julio tras enfrentamientos en el sur del país, arroja esperanzas sobre la concreción de la paz en un país mayormente escéptico, aunque no certezas absolutas.

Colombia vive una conflagración interna que en cinco décadas ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, dejando 220 mil muertos y seis millones de desplazados, según cifras oficiales.