Gobernador dice que mexicano condenado a muerte está sujeto a leyes de Texas

Rick Perry reiteró la autonomía de su estado a la hora de hacer cumplir la legislación respecto al caso de Edgar Arias Tamayo, sentenciado a la pena capital por matar a un policía de un tiro en la ...
Rick Perry, gobernador republicano del estado de Texas
Rick Perry, gobernador republicano del estado de Texas (Archivo)

El Paso

El gobernador de Texas, el republicano Rick Perry, aseguró hoy que el preso mexicano Edgar Arias Tamayo "está sujeto a las leyes estatales", y el hecho de que sea extranjero no le exime de ser ejecutado el próximo 22 de enero. Perry reiteró hoy la autonomía del estado de Texas para hacer cumplir sus leyes, en referencia al caso del mexicano Edgar Arias Tamayo, sentenciado a muerte por matar a un policía de un tiro en la cabeza.

El gobernador respondió de esta forma al secretario de Estado John Kerry, quien se ha mostrado a favor de revisar el caso y responder así a los compromisos de Estados Unidos con la comunidad internacional. "No importa de dónde sea, si comete un crimen aberrante como este en Texas, será sujeto a nuestras leyes estatales, incluyendo un juicio justo frente a un jurado, así como a la pena máxima", dijo el gobernador.

Kerry había intercedido a través de una misiva en el caso Tamayo, diciendo al gobernador Perry que el ejecutar al mexicano sin llevar a cabo antes una revisión a los efectos sufridos por la violación a su derecho a la notificación consular, podría poner en peligro la seguridad de los estadunidenses en el extranjero.

La abogada del reo mexicano, Sandra Babcock, indicó que de no cumplir Estados Unidos con el Tratado de Notificación Consular o bien no remediarlo cuando este ha sido violentado, podría restarle autoridad para exigir que otros países respeten ese tratado con los estadounidenses detenidos en el extranjero, entre ellos militares o turistas.

Tamayo fue condenado a muerte por el asesinato en 1994 del agente policiaco Guy Gaddis en Houston, Texas. De acuerdo a la información del Departamento de Justicia Penal, el mexicano disparó a la cabeza del oficial mientras era trasladado esposado a la cárcel, tras ser arrestado por asalto. El expediente indica que escapó por una ventana de la patrulla y fue detenido más tarde. Según el expediente recogido en las cortes del condado de Harris, Tamayo dijo tras ser arrestado que su enojo se debió a que el oficial no le permitió dejar las llaves de su casa a su esposa antes de ser trasladado a la cárcel.

Los abogados pidieron también esta semana a la Junta de Perdones de Texas una audiencia, para demostrar tanto los efectos que el incumplimiento de la Notificación Consular tuvo en el caso Tamayo, como el retraso mental y daño cerebral que sufre el mexicano. A raíz de esa audiencia esperan ya sea una suspensión de 150 días, para que una corte revise el caso, o bien la conmutación de la Pena de Muerte a Cadena Perpetua, en base a la orden de la Suprema Corte de Justicia que ordenó en el 2002 que ningún hombre sea ejecutado si sufre un retraso mental que le haga incapaz de entender su proceso.

Kerry exhortó al gobernador de Texas a respetar el "Fallo Avena" emitido en el 2004, en el que la Corte Internacional de Justicia ordena a Estados Unidos la revisión del caso "De José Ernesto Medellín y de 51 mexicanos condenados a muerte en el país", tras determinar que existió una violación a los derechos a la notificación consular de estos hombres, contenidos en el Tratado Internacional de Viena de 1963, del que Estados Unidos es firmante. La Notificación Consular es un compromiso adquirido por los países firmantes hacia la comunidad internacional para informar a los extranjeros detenidos en su territorio de su derecho a contactar a representantes consulares de sus países de origen.

"No dudo de los elementos en el proceso del Sr. Tamayo, y como ex fiscal no tengo simpatía alguna por alguien que asesina a un agente policíaco. Mi inquietud es que de desoírse el Fallo Avena y no rectificar la violación al tratado de Viena en Notificación Consular, podríamos impactar la manera en que los estadunidenses sean tratados en el extranjero", dijo Kerry en su misiva. Actualmente hay siete reos condenados a muerte con fecha de ejecución, entre ellos la del hondureño Edgardo Cubas programada para el 16 de enero del 2014, seis días antes de la fecha programada para Tamayo.