Gigantes de internet piden a Obama transparencia

El presidente estadunidense recibió en la Casa Blanca a las mayores empresas de la web y de las telecomunicaciones del país, a las que prometió tomar en cuenta sus reclamos.
Obama junto al vicepresidente Joe Biden (der.) en su reunión de ayer con los gigantes informáticos.
Obama junto al vicepresidente Joe Biden (der.) en su reunión de ayer con los gigantes informáticos. (Michael Reynolds/EFE)

Washington

El presidente Barack Obama se reunió ayer con las mayores empresas de internet y de las telecomunicaciones de Estados Unidos, alarmadas por la vigilancia ejercida por las agencias de inteligencia, en momentos en que la constitucionalidad de estas operaciones se ve cuestionada por la justicia.

Google, Microsoft, Yahoo, Facebook, Twitter, Netflix, LinkedIn, Comcast, AT&T: la élite de las empresas de informática y de la web de EUse hizo presente en la reunión la mañana de ayer a la que la Casa Blanca describió como una “ocasión para evocar asuntos de seguridad nacional y las consecuencias económicas de la difusión de datos de las operaciones de inteligencia sin autorización”.

La presidencia aludió así a las revelaciones, meses atrás, del ex analista de inteligencia Edward Snowden sobre el alcance del espionaje realizado por el gobierno estadunidense a través de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Según un participante en el encuentro que habló a condición de anonimato, la reunión duró casi tres horas, de las cuales dos fueron usadas por Obama y el vicepresidente Joe Biden para conversar con sus interlocutores sobre la NSA y su controvertido programa de espionaje Prism. “Los participantes argumentaron en favor de la transparencia”, dijo.

En un corto comunicado común, las empresas dijeron “hablado directamente con el presidente de (sus) principios en materia de vigilancia gubernamental”. “Lo exhortamos a que avance rápidamente hacia una reforma”, indicaron.

Obama “escuchó las preocupaciones y las recomendaciones del grupo y dijo que tomaría en cuenta sus posturas”, señaló la Casa Blanca.

El encuentro ocurre una semana después de la publicación, por ocho gigantes de internet, siete de los cuales estaban representados en la reunión con Obama, de una carta abierta al presidente en la que reclaman la regulación de estas prácticas, que han dañado su capital de confianza ante los usuarios. “Comprendemos que los gobiernos tienen el deber de proteger a los ciudadanos. Pero las revelaciones de este verano (boreal) echaron luz sobre la urgente necesidad de reformar las prácticas gubernamentales de vigilancia en el mundo”, escribieron.

Snowden, refugiado en Rusia, cuyo gobierno le acordó un asilo temporal, aportó las pruebas de que la NSA podía desencriptar algunos programas cifradas, un procedimiento en el cual están basadas numerosas soluciones de seguridad informática.

Dijo también que empresas de EU habrían “cooperado” con la NSA dándole “puntos de ingreso” en sus programas o informaciones sobre sus usuarios.

Obama pidió a un grupo de trabajo analizar pistas de reflexión para corregir, e incluso reformar, los programas de la NSA. Las conclusiones de los expertos fueron elevadas el viernes pasado a la presidencia, y Obama tiene intenciones de revelar medidas durante un discurso que pronunciará el martes próximo, confirmó su vocero Jay Carney.

REVÉS PARA LA NSA

La reunión de ayer se dio un día después del revés judicial a la NSA, luego de que un juez de Washington estimara el lunes que la recolección de metadatos de las comunicaciones telefónicas de un particular constituía un “atentado a la vida privada” y era sin lugar a dudas inconstitucional.

La resolución, saludada por los defensores de las libertades individuales y en la que el magistrado sostiene que el procedimiento de vigilancia del gobierno es “casi orwelliano”, fue transmitida a un tribunal de apelaciones, que deberá resolver próximamente sobre el fondo del asunto.

Mientras, el representante republicano Mike Rogers, presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara baja de EU, advirtió ante la prensa de Bruselas, tras intervenir en el Parlamento Europeo, de las “consecuencias negativas” de una intervención de Edward Snowden

Los diputados europeos están muy divididos sobre la posibilidad de escuchar a Snowden, quien ofreció ampliar sus revelaciones.

Los eurodiputados del PPE (centroderecha) y ECR (conservadores británicos) se oponen a una videoconferencia con Snowden y algunos argumentan que ese espacio no debe ser eco de “alguien buscado en Estados Unidos por un crimen” y una “traición”.

SNOWDEN OFRECE DATOS A BRASIL A CAMBIO DE ASILO


El informático estadunidense, Edward Snowden, envió una “carta al pueblo brasileño” en la que afirma su disposición a cooperar con las investigaciones sobre las prácticas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), pero asegura que para ello necesita recibir asilo político permanente.

La carta divulgada ayer por el diario Folha de Sao Paulo, fue considerada por la prensa como una propuesta de colaboración a cambio de asilo.

En la misiva, Snowden sostiene que ya expresó a los senadores brasileños que investigan las denuncias de espionaje de la agencia estadunidense en Brasil, que fueron reveladas por el propio Snowden, que está dispuesto a ayudarlos “cuando fuera apropiado y legal”. “Pero infelizmente el gobierno de Estados Unidos viene trabajando arduamente para limitar mi capacidad de hacerlo”, añade Snowden.

Sobre la opinión de la prensa de intercambiar datos por asilo, el periodista Glenn Greenwal, el primero en publicar las filtraciones de Snowden sobre el espionaje en la prensa en el diario británico The Guardian y quien reside en Río de Janeiro, lo negó en forma rotunda.

Snowden, quien vive en Rusia, “ya pidió asilo político hace meses a Brasil y a otros gobiernos, y eso está aún pendiente”, agregó el también abogado. (DPA/Brasilia)