George H.W. Bush mejora pero pasará el fin de semana en hospital

El estado de salud del ex presidente estadunidense sigue mejorando "hasta el punto de que los médicos han empezado a analizar fechas para darle el alta", según su portavoz.
El ex presidente de Estados Unidos, que se encuentra ingresado en un hospital de Houston, en un acto en julio de 2013
El ex presidente de Estados Unidos, que se encuentra ingresado en un hospital de Houston, en un acto en julio de 2013 (Reuters)

Washington

El estado de salud del ex presidente estadunidense George H.W. Bush, ingresado desde el martes, continúa mejorando, pero pasará el fin de semana en el hospital, según informó hoy su portavoz.

Su salud "ha mejorado hasta el punto de que los médicos han empezado a analizar fechas para darle el alta", explicó en un comunicado el portavoz del ex mandatario, Jim McGrath.

No obstante, McGrath agregó que Bush padre, de 90 años, permanecerá "en observación" en el Hospital Metodista de Houston (Texas), donde fue ingresado el pasado martes por un problema respiratorio, durante todo el fin de semana.

McGrath transmitió este jueves los deseos de feliz Navidad de Bush, que pasó el día estable y recibió la visita de varios familiares, entre ellos su esposa, Barbara. En noviembre de 2012, Bush fue ingresado en el mismo hospital, donde pasó más de un mes por complicaciones derivadas de una bronquitis.

Bush, que padece la enfermedad de Parkinson y tiene dificultades para mover las piernas, celebró el pasado junio su 90 cumpleaños con un salto en paracaídas, al igual que cuando cumplió 85, 80 y 75 años.

Veterano de la II Guerra Mundial (1939-1945), el republicano George H.W. Bush dirigió el país de 1989 a 1993, ejerció como vicepresidente durante el mandato de Ronald Reagan (1981-1989) y es padre del también ex presidente George W. Bush (2001-2009).

Comenzó a experimentar problemas de salud en 1991, cuando, todavía siendo presidente, fue ingresado por una arritmia cardiaca y los médicos le detectaron la enfermedad de Graves. En el año 2000 también necesitó tratamiento en el Hospital Comunitario Naples en Florida, tras sentirse indispuesto en una recepción con banqueros.