Gaza necesita tener "esperanza" sobre su futuro: Obama

El presidente estadunidense reconoció que "no tiene ninguna simpatía por Hamás pero la tengo por las gentes corrientes" que sufren en el enclave palestino, mientras Israel y el grupo palestino ...
Barack Obama, en la rueda de prensa al finalizar la cumbre EU-África en Washington
Barack Obama, en la rueda de prensa al finalizar la cumbre EU-África en Washington (AFP)

Washington, Gaza

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estimó hoy que los habitantes de la Franja de Gaza tienen necesidad de contar con "esperanza" y no pueden vivir más tiempo aislados del mundo. "No tengo ninguna simpatía por Hamas pero la tengo por las gentes corrientes que sufren en Gaza", dijo Obama, subrayando que el objetivo a corto plazo era extender el cese del fuego luego de varias semanas de sangriento conflicto.

Asimismo, según Obama los israelíes necesitan "estar confiados de que no se va a repetir el lanzamiento de cohetes que hemos visto durante varias semanas", dijo Obama. El presidente estadunidense añadió que Washington apoya las negociaciones sobre el alto el fuego pero que "a largo plazo, tiene que haber un reconocimiento de que Gaza no puede mantenerse permanentemente cerrada al mundo".

Los palestinos que viven en el empobrecido y bloqueado enclave controlado por Hamas necesitan "tener alguna esperanza de apertura de Gaza, de modo que no se sientan amurallados", dijo Obama. El mandatario reiteró su preocupación sobre la muerte de civiles en el conflicto, que dejó un balance hasta el momento de 1,875 palestinos y 67 israelíes muertos.

Obama insistió en que ha "apoyado consistentemente el derecho de Israel a defenderse" y repetidamente fustigó a Hamas, diciendo que el grupo militante islamista actuó de forma "extraordinariamente irresponsable" con el lanzamiento de cohetes a Israel.

De otra parte, Israel dijo esta noche que acepta una prolongación incondicional del alto el fuego pero Hamás afirmó que los negociadores israelíes y palestinos en El Cairo no han cerrado ningún acuerdo para prolongar la tregua vigente desde el martes en la franja de Gaza. "Israel no ve ningún problema en que el cese el fuego sea prolongado sin condiciones", indicó a la AFP un alto responsable israelí, bajo condición de anonimato.

Sobre la duración de esta prolongación, esta fuente dijo que podría ser ilimitada. Sin embargo, el subdirector de Hamas, Musa Abu Marzuk, que participa en negociaciones indirectas con Israel en El Cairo, indicó que "no hay un acuerdo con Israel sobre una prolongación del cese el fuego" en Gaza.

Israel y la organización islamista Hamas, que controla la Franja de Gaza, acordaron desde el martes a las 08:00 hora local (05:00 hora GMT) un alto el fuego de 72 horas en Gaza, devastada tras casi cuatro semanas de ofensiva israelí.

Paralelamente, enviaron delegaciones a El Cairo para intentar negociar los términos de una tregua duradera en conversaciones indirectas a través de Egipto, mediador habitual de estos conflictos como gran vecino y uno de los dos únicos países árabes en haber firmado un acuerdo de paz con Israel.

Por otra parte, Israel se defendió hoy contra las fuertes críticas internacionales sobre los importantes medios militares empleados en Gaza y las pérdidas humanas y materiales causadas. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu convocó una conferencia de prensa en la que afirmó que la operación israelí fue "justificada" y "proporcionada" a la amenaza que representa Hamas, aunque esto no resta nada al "profundo pesar" que siente por las pérdidas civiles.

"Hamas es el responsable de la destrucción y de los muertos" en la Franja de Gaza, aseguró el primer ministro ante la prensa, y volvió a acusar a este movimiento islamista de disparar cohetes desde escuelas y hospitales, y de utilizar a los civiles como "escudos humanos". "La tragedia de Gaza es que está dirigida por Hamas", sostuvo.

La ofensiva militar lanzada por Israel el 8 de julio para poner fin a los disparos de cohetes contra su territorio y destruir la red de túneles que permite las infiltraciones en su territorio terminó con la vida de 1,875 palestinos, incluidos 430 niños y adolescentes, según el ministerio palestino de Sanidad. En el lado israelí, murieron 64 militares y tres civiles.

La guerra pulverizó también la economía, ya de por sí debilitada, de este pequeño territorio de 360 km2 en el que 1.8 millón de personas intentan sobrevivir al bloqueo impuesto por Israel. Los gazatíes tenían esperanzas de que esta vez la tregua sea respetada. Los habitantes volvieron a abrir los mercados y bancos. Los pescadores volvieron a salir al mar por primera vez en semanas.

Los servicios de emergencia seguían despejando las calles y buscando entre los escombros cuerpos aún no recuperados en Shejaiya y Juza. Ahora, los gazatíes deberán reconstruir. "Miren mi casa, está pulverizada", lamentaba Musa Abu al Rus. "¿Cómo mis hijos van a poder vivir aquí? Espero que la tregua sea respetada y que viviremos en paz", añadió este padre de familia.

Esta es la misión de los representantes israelíes y palestinos enviados a El Cairo, que deben transformar esta tregua de 72 horas en una tregua duradera. Las negociaciones se anuncias complicadas, con exigencias a primera vista irreconciliables y una multitud de actores con intereses divergentes. El levantamiento del bloqueo de Gaza figura entre las prioridades de los palestinos, mientras que Israel insiste en su exigencia de seguridad.

Los egipcios se reunieron el martes por la noche con los israelíes, y transmitieron hoy sus reivindicaciones a los palestinos. "Nuestra delegación en El Cairo (...) no cederá en ninguna de nuestras exigencias", aseguró Ismail Haniyeh, ex primer ministro de Hamas en Gaza y número dos del buró político de Hamas. "Lo que el ocupante no pudo obtener en el campo de batalla, no lo obtendrá en la escena política", añadió.

Estados Unidos indicó que participará "probablemente" en las negociaciones en El Cairo y el secretario de Estado, John Kerry, así como el secretario general de la ONU, Ban ki-Moon, llamaron a ambas partes a llevar a cabo un esfuerzo más global de paz duradera. "¿Debemos seguir así, construyendo, destruyendo, construyendo y destruyendo?", preguntó Ban en una reunión especial de la Asamblea General de la ONU.

"El sufrimiento sin sentido en Gaza y Cisjordania e Israel debe terminar", dijo ante el cuerpo integrado por 193 países. La Organización de Naciones Unidas está dispuesta a ayudar a reconstruir la Franja de Gaza pero por última vez, advirtió Ban.