Más de 500 muertos por ofensiva israelí en Gaza

De los muertos, al menos 100 son niños, mientras que Israel ha perdido 18 militares en combate.
Un palestino hincado ante los cuerpos de su familia muerta en un pueblo de Palestina.
Un palestino hincado ante los cuerpos de su familia muerta en un pueblo de Palestina. (Reuters)

Fuerzas israelíes mataron el lunes a 10 milicianos palestinos que cruzaron la frontera de la Franja de Gaza a través de túneles clandestinos, mientras la cifra de muertos por el conflicto de dos semanas superó los 500 en medio de llamados de la comunidad internacional a poner fin al enfrentamiento.

Pese a que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidió un alto el fuego inmediato, aviones y tanques israelíes continuaron atacando la Franja de Gaza durante la noche, provocando la muerte de 28 miembros de una sola familia cerca de la frontera sur del enclave con Egipto, dijeron médicos.

El grupo islámico Hamas y sus aliados lanzaron múltiples misiles a través de la frontera del sur y centro de Israel y se reportaron fuertes enfrentamientos en el norte y este de Gaza.

Los incesantes ataques llevaron el número de palestinos muertos a 496, incluyendo casi 100 niños, desde que empezó el último brote de hostilidades el 8 de julio, según fuentes médicas de Gaza.

Israel dice que 18 de sus soldados también murieron, junto con dos civiles.

Pese a los llamados internacionales para un cese a los peores hechos de violencia entre israelíes y palestinos en más de cinco años, ministros israelíes descartaron una tregua rápida.

"Este no es el momento de hablar sobre un cese al fuego", dijo a periodistas Gilad Erdan, ministro de Comunicaciones y miembro del círculo íntimo del Gabinete de seguridad del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Debemos completar la misión, y la misión no puede terminar hasta que la amenaza de los túneles sea removida", agregó.

Por su parte, Hamas, debilitado por la pérdida de Egipto y Siria como aliados, expresó su determinación a luchar para terminar con el bloqueo económico israelí de Gaza.

Esfuerzos por un cese al fuego

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, tenía previsto viajar a Egipto más tarde en el día como parte de un esfuerzo por detener el baño de sangre, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, está recorriendo Oriente Medio intentando que se declare un cese al fuego.

Los enfrentamientos entre Israel y sus enemigos en Gaza y Líbano generalmente finalizan cuando Estados Unidos, un férreo aliado del Estado judío, llama al fin de las hostilidades, a veces bajo la presión de algún ataque que causa muchas víctimas civiles en el lado árabe.

Aunque Washington apoyó el comunicado del Consejo de Seguridad de la ONU del domingo, hasta el momento ha defendido las acciones israelíes y no ha presionado públicamente a Netanyahu para que detenga los ataques.

La violencia a lo largo de la frontera de Gaza se intensificó el lunes y las sirenas sonaron en gran parte del centro y sur de Israel para advertir de ataques de cohetes. Al menos nueve misiles fueron interceptados por el sistema israelí Cúpula de Hierro, dijo el Ejército.

Dos grupos de combatientes palestinos ingresaron en el sur de Israel a través de túneles en la madrugada y el Ejército israelí abrió fuego apenas entraron.

Una portavoz del Ejército dijo que al menos 10 militantes murieron, pero no hizo comentarios sobre víctimas entre las fuerzas israelíes. Hamas indicó que sus hombres habían destruido un jeep del Ejército en el ataque.

Los combatientes de Hamas, que gobierna Gaza, y sus aliados intentaron varias veces entrar en Israel durante la semana pasada a través de una vasta red de túneles ocultos, con el objetivo de atacar pueblos y campamentos militares que se ubican cerca de la zona fronteriza.

Netanyahu ordenó el jueves a sus fuerzas terrestres que destruyeran los túneles y pongan fin al incesante fuego de misiles desde el enclave costero.