Restos de Mandela llegan a Qunu, su última morada

Con la entonación del himno nacional “Dios Bendiga a África” fue como los habitantes del pueblo que vio nacer a Madiba recibieron los restos del ex presidente sudafricano.

Sudáfrica

Una carroza que transporta los restos de Nelson Mandela llegó el sábado al pueblo sudafricano de sus ancestros, Qunu, en la Provincia Oriental del Cabo, donde fue recibida por residentes locales con canciones y bailes antes del funeral de Estado del líder anti-apartheid previsto para el día siguiente.

A medida que el vehículo que trasladaba los restos del primer presidente negro de Sudáfrica aparecía en el horizonte, multitudes en el camino entonaron el himno nacional "Dios Bendiga a África", adoptado tras el fin del apartheid en 1994.

Mandela, que murió el 5 de diciembre a los 95 años, será enterrado en Qunu el domingo después de un funeral de Estado que sumará la pompa militar con ritos tradicionales del clan abaThembu del emblemático líder.

Este será el acto final tras 10 días de duelo por el "Padre de la Nación", que sufrió 27 años en prisión antes de surgir para predicar el perdón y la reconciliación en la búsqueda por construir una democracia multiracial de las cenizas del apartheid.

VETE TRANQUILO "TATA"

Más temprano el sábado, la CNA, el antiguo movimiento de liberación al que Mandela dedicó su vida le dijo adiós en la base aérea de Waterkloof, en la capital de Pretoria.

Con canciones revolucionarias, algunos con el puño en alto y homenajes al "camarada Mandela", este fue el acto más político del periodo de duelo iniciado a raíz de la muerte de Mandela.

"Vete tranquilo 'Tata', tú has hecho tu parte", dijo el presidente sudafricano y líder del CNA, Jacob Zuma, en un panegírico con el que recordó la vida de Mandela como combatiente de la lucha armada por la libertad así como por su rol como unificador y edificador de la nación.

"Siempre te recordaremos", dijo Zuma, antes de gritar el eslogan de la lucha del CNA: "Amandla" (Poder).

Tras la despedida del CNA, los restos de Mandela fueron trasladados en un avión militar, escoltados por dos aeronaves de combate, a Mthatha, el aeropuerto más cercano a Qunu. Miles de personas de alinearon en las calles a medida que la carroza avanzaba hacia el pueblo.