Funcionarios del FMI y ONU, entre los muertos por atentado en Afganistán

Según información proporcionada por la policía de Kabul, de los 21 muertos, 13 eran extranjeros.

Kabul

Veintiún personas murieron en el atentado perpetrado el viernes contra un restaurante libanés en Kabul, entre ellos cuatro funcionarios de Naciones Unidas y el principal representante del Fondo Monetario Internacional en Afganistán.

Hombres armados irrumpieron cerca de las 19:30 hora local en el restaurante, muy popular entre los extranjeros que residen en la capital afgana, y dispararon a los comensales después de que un hombre se inmolara cerca de la entrada.

Entre los muertos había 13 extranjeros, según información de la policía.

La embajada estadunidense indicó en Twitter que al menos dos ciudadanos de su país habían muerto en el atentado, mientras que Reino Unido y Canadá también confirmaron cada uno la muerte de dos de sus ciudadanos.

Dinamarca también anunció la muerte de uno de sus ciudadanos.

La American University of Afghanistan (AUAF) dijo que dos de sus empleados murieron en el ataque contra La Taverna du Liban, un local cuyo dueño, Kamal Hamade, también murió en el atentado.

Los dos hombres armados que entraron en el restaurante fueron abatidos por la policía, según un funcionario afgano.

La mayoría de las fuerzas extranjeras se preparan para dejar Afganistán este año tras más de una década de guerra, por lo que se teme que los talibanes intensificarán sus ataques antes de las elecciones de abril, en las que se buscará un sucesor para el presidente Hamid Karzai.

Los talibanes se adjudicaron la responsabilidad por el atentado del viernes, que dijeron fue en venganza por un ataque aéreo de Estados Unidos llevado a cabo a principios de esta semana, un hecho que provocó la muerte de ocho civiles y que fue condenado por Karzai.

La Casa Blanca, en tanto, condenó el atentado del viernes.

"No hay justificación posible para este ataque, que ha matado a civiles inocentes, incluyendo a estadounidenses, que trabajaban todos los días para ayudar al pueblo afgano a alcanzar un mejor futuro", dijo la sede del Gobierno estadounidense en un comunicado.

ATAQUE CONTRA "INVASORES"

El local había abierto sus puertas hace varios años y era uno de los puntos favoritos de los extranjeros que viven en Kabul.

"El objetivo del ataque fue un restaurante frecuentado por extranjeros con altos cargos (...) donde los invasores solían cenar con alcohol en abundancia", dijo el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, en un comunicado enviado por correo electrónico y escrito en inglés.

Karzai emitió un comunicado el sábado condenando el ataque y aprovechó la oportunidad para decir que Estados Unidos no está haciendo lo suficiente para combatir el "terrorismo".

"Si las fuerzas de la OTAN, lideradas por los Estados Unidos de America, quieren estar unidas y asociarse con el pueblo afgano, tienen que apuntar contra el terrorismo", dijo Karzai en un comunicado.

El presidente afgano cree que Washington podría hacer más para persuadir a los talibanes a iniciar negociaciones directas de paz con su Gobierno.

El FMI dijo que su representante en Afganistán, el libanés de 60 años Wabel Abdallah, se encontraba entre las víctimas. Abdallah dirigía la oficina del organismo en Kabul desde 2008.

"Son noticias trágicas, y todos en el Fondo estamos devastados", dijo la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en un comunicado.

Naciones Unidas, en tanto, dijo que cuatro de sus funcionarios habían fallecido, pero no informó de sus nacionalidades.