Fuerzas iraquíes avanzan en Ramadi; 7 muertos en atentados en Bagdad

El ejército logró arrebatar a los yihadistas varios barrios de la ciudad, a cien kilómetros al oeste de la capital, en la región desértica de Al Anbar, de mayoría sunita, tras varios días de ...
Militares iraquíes estudian un mapa durante una pausa en los combates en Ramadi
Militares iraquíes estudian un mapa durante una pausa en los combates en Ramadi (AFP)

Bagdad

Las fuerzas de seguridad iraquíes avanzaron hoy en la ciudad de Ramadi (oeste) y arrebataron a los insurgentes varios barrios que controlaban desde hace un mes, indicó una fuente militar. En paralelo, siete personas murieron en diversos atentados cometidos en la región de Bagdad. El comandante de las fuerzas terrestres iraquíes, el general Alí Ghaidan Majid, anunció que las fuerzas armadas recuperaron hoy varios barrios de Ramadi después de días de combates.

A comienzos de enero, yihadistas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL) tomaron el control de parte de Ramadi, a 100 km al oeste de Bagdad, y de la totalidad de Faluya, 40 km al este. Las dos ciudades están en la provincia de Al Anbar, una región desértica de mayoría sunita, fronteriza con Siria y bastión de la insurgencia tras la invasión norteamericana de 2003.

Al mismo tiempo, los atentados continuaron en el resto del país. Cuatro personas murieron víctimas de un coche bomba detonado en un mercado del oeste de Bagdad. Otras explosiones, también en la capital, mataron a dos personas. Por último, un policía murió en un atentado en Taji, al norte de Bagdad. Además cayeron varios cohetes, sin causar víctimas, en la Zona Verde de Bagdad, un sector ultraprotegido, donde se encuentran las oficinas del gobierno. De momento se ignora cuál era el objetivo de los disparos.

La jornada de violencia de hoy es una continuación de la del lunes, donde al menos 16 personas murieron en las explosiones de cuatro coches bomba y otros actos de violencia en la región de Bagdad. Doce personas murieron en las explosiones de coches bomba. Dos de estos atentados se produjeron en la localidad de Mahmudiya, al sur de la capital, y los otros dos en los barrios de Baladiyat y Hurriya, en la periferia de Bagdad.

Ayer, la policía halló también los cadáveres de tres hombres y una mujer con balazos en la cabeza y signos de tortura en el oeste de la capital, según las fuentes. La violencia le ha costado la vida a más de mil personas en enero, el mes más mortífero en Irak desde abril de 2008, según datos oficiales.