Fuerzas de Lugansk comienzan a retirar armas de frontera con Ucrania

Con el fin de evitar cualquier provocación, la retirada se organizará en presencia de los representantes de la misión de la Organización de Seguridad y Cooperación de Europa (OSCE).

Kiev

La autoproclamada república de Lugansk comenzó a retirar las armas de calibre inferior a 100 mm. de la línea de contacto que divide las posiciones separatistas de las del ejército ucraniano, según un representante de las autodefensas.

El jefe del Estado Mayor de las fuerzas separatistas, Sergei Kozlov, señaló que se ha comenzado la retirada del armamento a menos de tres kilómétros de la frontera siguiendo la orden del presidente de la República Popular de Lugansk, Igor Plotnitski.

"A pesar de la situación militar y política complicada en Ucrania, no vamos a utilizar esta ventaja y provocar un nuevo círculo de conflicto", comentó Kozlov, reportó la agencia rusa de noticias Itar Tass.

"Mientras que (Kiev) demuestra la adhesión a los acuerdos de Minsk, estamos haciendo este paso de manera abierta y esperando unilateralmente que la parte ucraniana siga el ejemplo."

Con el fin de evitar cualquier provocación, la retirada se organizará en presencia de los representantes de la misión de la Organización de Seguridad y Cooperación de Europa (OSCE).

Kozlov agregó que "el objetivo de este paso es reducir y evitar la muerte de los civiles que viven cerca de la línea de separación".

El militar indicó que esta decisión "disminuirá las posibilidades de Kiev de hacer fraudes e imitar el cumplimiento de los acuerdos de Minsk".

El jefe del Estado Mayor indicó también que se prevé retirar vehículos blindados y las armas para finales del día de este domingo.

El sábado, las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) tomaron la decisión de retirar armas de calibre inferior a 100 milímetros y vehículos blindados a tres kilómetros de la línea de separación.

Ucrania lanzó una operación militar en abril de 2014 en las provincias de Donetsk y Lugansk, de mayoría rusoparlantes, que proclamaron su separación de Kiev, luego que cayó el gobierno del presidente Viktor Yanukovich por una revuelta popular en febrero de ese mismo año.