Fuertes nevadas en España, Ejército ayuda a automovilistas atorados

Las nevadas han llegado a bloquear, además de carreteras y vías de ferrocarril, a peregrinos que intentaban llegar a Santiago de Compostela, se espera frío hasta el martes.          . ...
Un hombre camina entre la nieve en Reinosa, Cantabria, donde 160 personas pasaron la noche en un hotel después de ser rescatadas
Un hombre camina entre la nieve en Reinosa, Cantabria, donde 160 personas pasaron la noche en un hotel después de ser rescatadas (EFE)

Madrid

Fuertes nevadas siguieron cayendo este miércoles y jueves en el norte de España, bloqueando carreteras y vías de ferrocarril, e incluso a un grupo de peregrinos que intentaba llegar a pie a Santiago de Compostela. La nueva ola de frío afectaba todavía hoy a 33 de las 50 provincias españolas y al enclave norteafricano de Melilla, según la Agencia Estatal de Meteorología.

Unidades del Ejército español tuvieron que intervenir hoy para rescatar a los pasajeros de unos 230 vehículos atrapados del norte del país, azotadas por un temporal de nieve desde hace varios días.

Ayudados por efectivos del servicio de Protección Civil, soldados de la Unidad Militar de Emergencia intervinieron en una carretera de la región de Cantabria (norte) para evacuar a más de 130 personas que habían quedado atrapadas en el interior de sus vehículos. Otro centenar fue evacuado en otro tramo de una carretera de Castilla y León, donde se emplearon máquinas quitanieve y camiones oruga.

En la provincia de Palencia, al norte de Madrid, la pequeña localidad de Aguilar de Campo tuvo que acoger a unos sesenta viajeros en un gimnasio y en una escuela, según el testimonio de César Manso, un fotógrafo de la AFP que, como ellos, quedó bloqueado por la nieve.

Por su parte, la unidad militar de emergencias anunció haber tenido que rescatar a un centenar de personas en la madrugada del jueves que habían quedado atrapadas dentro de sus vehículos cerca de allí, en la autopista A-67.

"Una vez rescatadas todas las personas, las tareas se centran ahora en el restablecimiento de las vías afectadas y el traslado de los viajeros de vuelta a sus vehículos", precisó en un comunicado.

En la vecina provincia de León, la guardia civil tuvo también que socorrer a 19 peregrinos, 13 de ellos menores, "incomunicados por el temporal de nieve" cuando recorrían el Camino de Santiago.

Estaban "desorientados (...) y ateridos de frío por las bajas temperaturas reinantes en la zona", subrayó en un comunicado. Entre los peregrinos había tres coreanos y una sudafricana. Todos pasaron la noche en un albergue municipal de Vega de Valcarce.

El norte de España, desde Asturias hasta Cataluña, seguía hoy muy afectado por un temporal que amenazaba con arreciar. El este de Cataluña y las mediterráneas islas Baleares enfrentaban un importante riesgo de inundaciones, y las localidades costeras temían además los fuertes vientos.

El temporal había provocado la muerte de dos personas el sábado, un hombre de 70 años, arrastrado por la riada dentro de su vehículo, y un esquiador víctima de un alud.

La Agencia Estatal de Meteorología ha anunciado para mañana viernes un recrudecimiento del temporal de frío por la llegada de una nueva masa de aire gélido que durará hasta el martes de la próxima semana. El viento ha sido uno de los grandes protagonistas de hoy, hasta el punto de forzar la alerta roja en diferentes lugares del país.

Uno de ellos fue la zona fronteriza entre Gerona y Francia, en el noreste, que obligó a cortar el tráfico ferroviario entre los dos países.