Fuerte temblor en Quito: dos muertos y ocho heridos

El sismo sacudió la capital de Ecuador por más de veinte segundos, y obligó a evacuar edificios y suspender vuelos en el aeropuerto internacional.
Centenares de personas permanecían en las calles de la capital de Ecuador una hora después del temblor
Centenares de personas permanecían en las calles de la capital de Ecuador una hora después del temblor (AFP)

Quito

Dos muertos y ocho heridos dejaron hoy deslizamientos de tierra generados por un temblor de 5,1 grados de magnitud que afectó Quito y sus alrededores, dijeron las autoridades. "Producto del sismo y réplicas registradas en la provincia de Pichincha (capital Quito) se han registrado deslizamientos en las canteras" ubicadas en las afueras de la ciudad, según la Secretaría de Gestión de Riesgos.

A raíz de ello, hay "dos personas fallecidas, tres personas atrapadas y ocho personas heridas", agregó el organismo en un mensaje divulgado en Twitter. El temblor obligó a la evacuación de edificios y la suspensión de las operaciones del aeropuerto internacional que sirve a la capital ecuatoriana, informaron las autoridades.

El temblor se registró hacia las 14:58 hora local (19:58 hora GMT), dijo el Instituto Geofísico en su cuenta en Twitter. El movimiento telúrico tuvo su epicentro en la provincia de Pichincha (capital Quito) y se produjo a cinco km de profundidad, agregó el organismo.

La policía, por su parte, informó que fueron suspendidas las operaciones del aeropuerto internacional Mariscal Sucre, ubicado a 20 km al este de Quito. Asimismo, fue cerrado el tráfico en varias vías ante posibles deslizamientos de tierra. El temblor se sintió por más de 20 segundos y forzó la evacuación de estructuras altas en el norte de la capital.

"Por precaución ordenamos la evacuación del edificio para verificar que no haya daños estructurales", dijo Jefferson Martínez, administrador del edificio Renazzo Plaza donde funcionan las oficinas de la AFP en Quito. Casi una hora después de ocurrido el evento, cientos de personas se mantenían en las afueras de los edificios.